Apartan a funcionaria que armó festejo de cumpleaños para su perra en plena cuarentena

Sucedió en la localidad de Villa Giardino, en Córdoba, el pasado sábado.

 

Se trata de la jefa de inspectores de la localidad cordobesa de Villa Giardino, Verónica Campos, quien está siendo investigada por presunta violación de la cuarentena.

Las autoridades de la localidad cordobesa de Villa Giardino apartaron de su cargo a la jefa de inspectores de este municipio, Verónica Campos, quien está siendo investigada por, supuestamente, armar una fiesta de cumpleaños para su perrita caniche, Lulú, con varias personas invitadas, en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en esta provincia.

La funcionaria se habría reunido con amigos en su domicilio el último sábado, sobrepasando los permisos de la emergencia sanitaria y los vecinos denunciaron su accionar, pidiendo intervención a las autoridades.

El hecho generó una gran polémica en esta ciudad e incluso derivó en que el titular del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de este lugar, Norberto García, presentara su renuncia, la cual no fue aceptada por el intendente Omar Ferreyra.

“Buenos días. Debido a los hechos de público conocimiento, quiero informarles que por el día de hoy se hará cargo del COE el encargado de Defensa Civil, el señor Javier Spangolo”, detalló el jefe comunal en un video que subió a las cuentas oficiales de Instagram de la municipalidad.

Además, en ese mismo mensaje el mandatario agregó que «la señora encargada de la Inspección General ha sido apartada de su cargo hasta tanto se aclare la situación y una vez terminada esa investigación, se tomará la decisión que corresponda”.

El intendente de Villa Giardino, localidad ubicada en el departamento cordobés de Punilla, ya había explicado más temprano que en las redes sociales de Campos figuraba “una tarjeta que decía fecha del cumpleaños del animal”, por lo que consideró que “se sobreentiende que era una invitación”.

Por su parte, Norberto García detalló en diálogo con los medios locales que todo comenzó cerca de las 18:00 del sábado pasado, cuando recibió en su celular algunos mensajes que lo alertaron de una reunión que estaba ocurriendo en una vivienda del barrio La Higuerita, en la que habría diez personas.

«Yo estaba llevando a cabo una serie de procedimientos cuando recibo denuncias que había un festejo y una fiesta. Llego al lugar y cuando detecté de quién se trataba, decidí no descender del auto. Se trataba del domicilio de Verónica Campos, jefa de Inspectores de Villa Giardino”, comentó, indignado, el entonces titular del COE a la radio Cadena 3.

Por esta razón, García se comunicó con Ferreyra y le presentó su renuncia, ya que se considera “un ciudadano recto», opinó que “es vergonzoso” lo que pasó y remarcó que el hecho de que se “ponga en duda” su accionar o que “tenga que tomar estas decisiones” le «molesta”.

No obstante, el intendente no se la aceptó y aseguró que el funcionario volverá este martes a sus funciones: «Se le explicó que bajo ningún punto de vista lo había echado. Le dije que necesitaba un sumario administrativo con la persona en cuestión, encargada del área, que está momentáneamente alejada de su cargo hasta que se termine la investigación”, aclaró el mandatario a esa misma radio.

Durante una entrevista con radio Mitre de Córdoba, Ferreyra remarcó que él no le dio “ningún respaldo a esta empleada municipal», pero insistió en que es necesario “investigar qué pasó” antes de tomar una determinación al respecto.

“Yo no puedo echar a la funcionaria por los dichos de una persona, tiene que haber una investigación, ella aduce que estaba en su casa pero con cinco familiares y no como asegura García, yo lamentablemente no estaba en ese momento como para acercarme al lugar para ver”, cerró.