ARGENTINA VENCIÓ A BRASIL 2 A 1 Y LLEGÓ A SU SEGUNDA FINAL MUNDIALISTA DE FUTSAL

La Selección argentina de Futsal se clasificó hoy a la final del Mundial Lituania 2021, al vencer por 2 a 1 a Brasil, en una semifinal emocionante, y defenderá el título obtenido en Colombia en 2016.

El equipo argentino se impuso con los goles de Constantino Vaporakis y Cristian Borruto, mientras que Brasil descontó a través de Ferrao, todos en el primer tiempo, en el partido disputado en el Kaunas Arena de Lituania.

La definición será el próximo domingo a las 14.00 (hora argentina) ante el ganador de la semifinal que disputarán Portugal y Kazajstán.

«Sabíamos que era un paso más, estábamos convencidos de que éramos capaces de vencer a este Brasil tan difícil», aseguró el entrenador Matías Lucuix tras el triunfo que depositó al equipo albiceleste a su segunda final mundialista.

Argentina, en la fase inicial, venció 11-0 a Estados Unidos, 4-2 a Serbia y 2-1 a Irán, todos por el grupo F, luego en octavos de final), goleó 6-1 a Paraguay en octavos de final, 1-1 y victoria en penales ante Rusia en cuartos y ahora a Brasil en semis.

«Brasil es un equipo lleno de estrellas; sabíamos que había que sufrir, pero estos muchachos tienen un corazón enorme y nos hacen jugar una final más», expresó el DT argentino.

La Selección argentina jugó un partido de alto vuelo, con una gran capacidad defensiva y logró pegar en los momentos justos y así tratar de controlar todo lo que ofreció Brasil en cancha.

La apertura del marcador llegó luego que Borruto remató y junto al posta, «Kiki» Vaporakis empujó al gol, ante la sorpresa del arquero Guitta.

Pocos minutos después una jugada completa, desde el arco, terminó con un pase preciso de Maximiliano Rescia, que Borruto empujó a la red para el 2 a 0 parcial.

Pero antes que termine la etapa inicial, y a la salida de un córner, Ferrao apareció por el segundo palo y sorprendió a la defensa argentina para marcar el descuento.

En el complemento Brasil fue pura presión y el asedio en el campo argentino terminó siendo constante, pero en todo momento apareció la figura del arquero Nicolás Sarmiento para tapar cualquier remate rival.

Argentina supo manejar con experiencia el trámite del partido, escalonando y sin dejarle espacios a Brasil para cualquier tipo de chance de gol.