BARRIO PRIVADO DE MERLO: DISCUTIÓ CON SU EX Y LUEGO AGREDIÓ A UN POLICIA (TODO MAL)

El hecho se ventiló este martes en el Juzgado de Garantía N°1 de la Tercera Circunscripción Judicial, donde se llevó a cabo una audiencia de formulación de cargos en el marco de una causa por resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones leves.

El violento incidente tuvo lugar el 15 de enero de este año, en horas de la tarde, en un barrio privado de la Villa de Merlo.

En su relato, la Fiscal Adjunta, Dra. Silvina Argüello, relató que todo comenzó con una fuerte discusión entre el imputado -cuyas iniciales son M.H.B.– y su pareja. Atemorizada, la mujer llamó a la policía y se resguardó junto con sus dos hijas en la casa de un vecino.

Avisado de lo ocurrido, a los pocos minutos un efectivo policial se presentó en el lugar, acompañado por un empleado de seguridad privada del barrio. Allí se entrevistó con el vecino, quien le manifestó que M.H.B. estaba alcoholizado, que había agredido a la pareja y que intentó ingresar a su vivienda.

El presunto agresor se encontraba en su domicilio en compañía de un amigo, mostrándose alterado ante la presencia policial y profiriendo insultos y amenazas al uniformado. Pese a los intentos por calmarlo, el hombre continuó con los agravios.

En ese momento, su pareja se asomó por la puerta y él intentó agredirla. El agente impidió el ataque, comenzando un forcejeo con M.H.B., quien le propinó un golpe de puño en la nariz. Ambos cayeron al piso y el imputado volvió a golpear al policía. El empleado de seguridad logró separarlos, y el amigo apartó al agresor del lugar.

De acuerdo a lo expresado por la Dra. Argüello, todos los testigos entrevistados hasta el momento sostuvieron que el efectivo intentó reducir a M.H.B. para evitar que éste atacara a su pareja y a las personas que estaban allí; y que no se han podido probar las manifestaciones del imputado respecto de un posible caso de uso excesivo de la fuerza policial.

Por lo expuesto, pidió formalizar la imputación en su contra, como presunto autor de los delitos de resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones leves, todos ellos en concurso real. Finalmente, solicitó que, mientras se sustancie el proceso, M.H.B. firme el libro de imputados del 1 al 10 de cada mes en la Comisaría más cercana a su domicilio.

A su turno, el imputado pidió declarar, negando los hechos que se le atribuyen, y designó en ese acto a la Dra. Antolina Ramallo Chaboux como su abogada defensora. La letrada se opuso a lo planteado por la fiscalía y manifestó que aportará evidencias para respaldar su teoría del caso.

Luego de escuchar a las partes, la Jueza Patricia Besso resolvió admitir la formulación de cargos en contra del imputado, rechazando el concurso real de delitos por considerar que los mismos fueron cometidos dentro de un mismo hecho.

Por último, ordenó a M.H.B. firmar mensualmente el libro de imputados en la Comisaría correspondiente a su domicilio, y presentarse en sede policial para la extracción de huellas dactilares.