CAmBalaChe PoLíTicO

TAMAYO SE VE REELECTO. Para algunos fue una incontinencia verbal. Para otros, lo traicionó su falta de timing político. Lo cierto es que el martes, en la comodidad que le propiciaba ser entrevistado en “La Voz de la Ciudad”, la radio municipal de San Luis, el intendente capitalino Sergio Tamayo se desbocó. Al referirse a las dificultades que encontró al iniciar su gestión (“No teníamos ni para pagar los sueldos”) y anunciar las obras en marcha, supuso que ahora ya está en otro nivel. “Yo voy a ser intendente estos 2 años y medio que me quedan, más 4 años más seguramente”, pronosticó, antes de haber concluido la primera mitad de su mandato.

Se desconoce qué tipo de información maneja para evaluar su continuidad con tanta anticipación. Seguramente no deben ser las encuestas, que hasta donde se sabe arrojan más críticas que elogios hacia su gestión.

ALINEACIÓN. En tiempos de definiciones electorales, nadie quiere que se confunda dónde está parado. Por eso algunos sectores kirchneristas que llegaron a lugares de representación por fuera del PJ, comienzan a pronunciarse para aclarar su actual alineación. Por caso la Agrupación Oktubre, que llevó al Concejo Deliberante a Pablo Muract, en alianza con Mercedinos por el Cambio, luego se “independizó” y transitó su propio camino. Tras elogiar por el manejo de la pandemia y la economía al presidente, el gobernador y el intendente, apuntó estar convencido “de este proyecto que hace grande a la Patria y feliz a nuestra gente”, comprometiéndose «a cuidarlo y defenderlo desde que el lugar que se nos asigne”. Muract termina su mandato a fin de año y, si no consigue la reelección, aspiraría a ocupar al menos un lugar en el gabinete del intendente Frontera.

¿ROSSI AL SENADO?. Por estas horas los dirigentes de los diferentes partidos, con muchísimo protocolo y distanciamiento, mantienen largas reuniones de análisis político y diseño de la probable estrategia electoral que seguirán en las próximas eleccciones. El calendario aprieta: el 14 de julio ya se deben inscribir las alianzas y frentes electorales.

En ese marco, inevitablemente, surge el tema candidaturas. Uno que no tiene necesidad de buscar postulaciones es el concejal Hugo “Pipo” Rossi, con mandato hasta 2023. Pero un grupo de correligionarios le pidió que analice presentarse como candidato a senador provincial. “Pipo, sos el más instalado, necesitamos que jugués en esa para tirar la lista”, le lanzó copa en mano un boina blanca, antes de proponer un brindis, noches atrás.

– No es mi aspiración, pero soy un orgánico de mi partido. Si mi nombre es necesario haré lo que sea para ganar…», habría respondido.

EL «ADOLFO» EN MERLO. Según informa el portal El Corredor de Noticias, este miércoles el senador visitó el corazón del Valle del Sol y se reunió con algunos seguidores, a los que aseguró que ya tiene listo el armado de su frente electoral para las legislativas de este año. Al convite asistieron el Concejal Gastón Fonseca y los dirigentes Edgar Amaya, Viviana Morán y María Rosa Miravet. Tras los saludos de rigor, y ya entrando en el análisis político, trascendió que hubo momentos de tensión cuando los anfitriones pasaron factura por la poca participación que han tenido en las últimas decisiones de “Todos Unidos”. Incluso algunos se habrían retirado intempestivamente de la reunión, visiblemente molestos.

Adolfo Rodríguez Saá aseguró que ya cuentan con la herramienta legal y partidaria para participar en los próximos comicios. De hecho, este viernes realizarán un encuentro en Potrero de los Funes -su intendente, Daniel Orlando, es el presidente del partido- para constituir un frente electoral. En el mismo participarían “el MID, el partido del ex intendente de San Luis Enrique Ponce, el partido Comunista; el Movimiento Evita; y partidos municipales”, según adelantó el efímero ex presidente. Al ser consultado si existe alguna posibilidad de unirse con el gobierno de la provincia, fue tajante: “Ninguna”, cuestionando que la gestión encabezada por su hermano “abandonó la política de vivienda, abandonó la industrialización y el empleo (…)”. Al hablar de candidaturas, reconoció al edil Gastón Fonseca como un “excelente dirigente” y que le “encantaría que fuera candidato”. No obstante eso está en duda: el nombrado fue uno de los que se retiró molesto, antes de terminar la tertulia.

“HOLA, HABLA MARÍA ANGÉLICA”. Desde hace 15 días a esta parte numerosos dirigentes pejotistas y de partidos aliados al oficialismo vienen siendo contactados por la senadora y presidenta del PJ, anunciándoles el deseo de mantener una reunión para ir delineando el armado del frente oficialista. Lo curioso es que tras hablar un par de minutos, luego se despide sin concretar fecha alguna. Y después no los ha vuelto a llamar. Muchos sospechan que en realidad la llamada fue para sondear el “estado de ánimo” de los mismos y ratificar si continúan comulgando el mismo credo o cambiaron de religión. Por lo que se sabe, la idea de Don Alberto es prescindir de gremialistas, candidatos K, mayores de 50 y aliados: “Vamos a presentarnos con la Lista Celeste, mitad mujeres y mitad jóvenes. El que no esté de acuerdo, que se inscriba y compita en las PAS”, sería el mensaje. Algunos, ya enterados, marcaron el número de Poggi que mantenían agendado de cuando era gobernador.

CANDIDATO VERSÁTIL. Desde el año pasado el nombre del ex vice intendente de Villa Mercedes, Oscar Montero, viene alimentando versiones sobre una probable candidatura a senador provincial por el departamento Pedernera. Lo curioso es que aunque proviene del llamado “merlismo” y milita en «Todos Unidos», no sólo se lo menciona por ese sector, sino también por Juntos por el Cambio. Los que lo dan cambiando de camiseta respaldan su lectura en el comportamiento de su pareja, la concejal Lucrecia Soria, que vota en consuno con el radicalismo.

Agregan, además, que su “socio” en términos profesionales es un hombre identificado con el PRO y también seguidor de Claudio Poggi: el contador Fernando Pereyra. Montero, en tanto, no se preocupa por desmentir o ratificar nada, por lo que su silencio no hace más que engordar los “ratones” políticos que pululan por doquier.

PERDONAR ES DIVINO. Este miércoles el bloque de diputados de San Luis Unido tenía previsto impulsar un repudio legislativo contra el diputado Francisco “Tengo” Irusta, quien el pasado viernes 11 por la noche, conduciendo en estado de ebriedad, embistió con su Fiat Toro bolardos y macetones de la semipeatonal de Villa Mercedes. E incluso Tránsito Municipal le detectó 1,85 de alcohol en sangre. Pero enterado, el legislador propuso a sus pares que retiraran el proyecto a cambio de que él se disculpara en forma pública. Fue así como los periodistas, por fin, pudieron conocer su voz.

“Quisiera aprovechar este espacio para pedirle disculpa a toda la comunidad puntana, a nuestra ciudad, a todos. Me siento muy arrepentido de mis actos. Cometí un error y lo pagué por ello, de hecho, no se ven pero acá están las infracciones que he abonado. Me he puesto a disposición de la Justicia por todo lo que he cometido”, expresó. “No cometí un delito, no soy un delincuente tampoco, fue un error que como ser humano creo que todos cometemos errores. Es por eso es quiero pedir disculpas. Sé que soy un funcionario público, que no debo hacer lo que hice, por lo que estoy arrepentido y espero que me sepan comprender”, concluyó Irusta. Aunque no ha podido confirmarse, el legislador habría asumido una multa cercana a los 100 mil pesos, entre la infracción por violar la ordenanza de tolerancia cero y los gastos por la destrucción de bienes del mobiliario urbano.