CGT organiza sentido acto para recordar la figura de Juan Domingo Perón

Será este miércoles 1º de julio, cuando se conmemora el 46º aniversario del fallecimiento del tres veces presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, una figura amada e idolatrada por gran parte del pueblo argentino, aunque también cuestionada y vapuleada por otros.

Ese primero de julio de 1974, a las 13:15 h, Perón, de 78 años, falleció por un paro cardíaco resultado del agravamiento de la cardiopatía isquémica crónica que padecía. Su partida conmovió a la ciudadanía, que copó las calles para darle su último adiós, demostrándole su afecto y gratitud. Sin dudas fue protagonista indiscutido de la historia de nuestro país durante el siglo XX y aún hoy lo sigue siendo a través de su doctrina y del partido que fundó.

Este miércoles 1º de julio la CGT Regional Villa Mercedes realizará un homenaje hacia la figura de Juan Domingo Perón, con un acto que tendrá lugar a las 18:30 hs., en la esquina de Chacabuco y Balcarce, sede de la central sindical.

El diputado nacional y titular de la CGT, Carlos Ponce, indicó que por las restricciones de distanciamiento social que impone la pandemia del coronavirus, “no se podrá concretar un acto masivo, como hubiéramos querido, sino que se ha invitado a secretarios generales de distintos gremios, autoridades provinciales y municipales, y representantes de instituciones”. No obstante aclaró que se realizará la transmisión en directo a través del Facebook de la CGT.

La ceremonia consistirá en la proyección de un spot alusivo y el descubrimiento de un mural de grandes dimensiones del histórico abrazo de Perón y Evita, pintado sobre la pared oeste del edificio gremial, que da sobre calle Balcarce, autoría del artista local Pablo Olmedo. Sumado a palabras alusivas.

La imagen tiene una gran carga simbólica, y se corresponde con la fotografía tomada por el foto reportero Pinélides Aristóbulo Fusco, el 17 de octubre de 1951. El contexto es altamente emotivo: Eva Duarte acaba de hablar a la multitud desde el balcón de la Casa Rosada, se abraza a Perón y llora sobre su pecho. El cáncer avanza sobre ella y debe renunciar a su candidatura a vicepresidente. Es en ese instante que Fusco levanta su cámara sobre la cabeza del funcionario que lo precede y registra la imagen fundacional del mito peronista.

Finalmente Ponce agradeció a «todos los compañeros que han estado trabajando en nuestra sede, efectuando arreglos, pintando y demás, para que esta conmemoración encuentre a nuestra casa en las mejores condiciones».

 Antecedentes

Después de su muerte, los restos de Perón fueron instalados en la capilla de la quinta presidencial de Olivos, vestido con uniforme militar, donde se lo veló hasta la mañana del 2 de julio, momento en que fue trasladado a la Catedral Metropolitana donde se le realizó una misa, y luego conducido al Congreso de la Nación donde permaneció hasta el 4 de julio. Por el interior del Palacio Legislativo se estima que desfilaron más de 135 mil personas. Además, más de un millón de argentinos, salieron a las calles para darle el último adiós. Dos mil periodistas de todo el mundo informaron de todos los detalles de la jornada. Años más tarde, el histórico dirigente peronista Lorenzo Pepe, quien en ese momento tenía poco más de cuarenta años, contó que “Era como si se hubiera ido una especie de padre que nos protegía a todos, esa era la sensación que teníamos”.

También, el día del velatorio, el radical Ricardo Balbín, brindó un discurso que pasó a la posteridad por la importancia de expresarse en un momento así y dejar de lado las diferencias políticas. «Este viejo adversario despide a un amigo”, fueron las palabras de aquel histórico suceso.