“CHICHE HERRERA”, de Fotorreportero a “COLABORADOR” del CONICET

El decano de los fotorreporteros de Villa Mercedes, y uno de los más reconocidos de la provincia, Abelardo “Chiche” Herrera, tuvo el privilegio de participar recientemente en un trabajo de investigación denominado «Configuración y reconfiguración socioterritorial de la Argentina en tiempos del Bicentenario», a cargo del Instituto de Geografía, Historia y Ciencias Sociales, unidad ejecutora que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnica (CONICET).

Se trata de una investigación que estudia las desigualdades de la calidad de vida de la población argentina en todo su extenso y complejo territorio, analizando diferentes variables a lo largo del tiempo.

Chiche Herrera, quien se ha desempeñado durante casi 40 años en diferentes medios de comunicación de la provincia, y colaboraciones con medios nacionales, se sorprendió cuando el pasado lunes 8 recibió un llamado telefónico, en momentos en que se encontraba realizando el monumental trabajo que se ha propuesto, de digitalizar las miles de imágenes que ha tomado desde 1988 hasta la actualidad.

Se trataba de Luciano di Salvo, Profesor de Historia por la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, quien se presentó como coordinador de la investigación antes citada.

Tras explicarle de qué se trataba el trabajo científico, lo invitó a colaborar con sus fotografías en la elaboración del futuro Tomo II de este Atlas Histórico y Geográfico de la Argentina.

“En realidad no me pidieron nada diferente de lo que hago desde siempre, que es retratar la realidad. Sólo que me explicaron un poco que la temática era sobre calidad de vida en el territorio. Después de contactarme por teléfono, por recomendaciones de periodistas de distintos medios que dieron mi nombre, recibí un mail con la solicitud formal, indicándome para qué se van a utilizar las imágenes y las características técnicas que debían respetar las fotos. Me pidieron dos pero terminé enviando varias más, para que ellos elijan según su criterio”, señaló ante la consulta de Apuntes de San Luis.

“La verdad es que me sorprendió la invitación, porque si bien he trabajado para muchas instituciones, con las que colaboro habitualmente, además de mi trabajo como fotorreportero, nunca imaginé que podían convocarme para una investigación nacional de un instituto que depende del CONICET, y que además se publica como un compendio científico. Todavía no me cae la ficha, por ahí cuando las vea publicadas, si es que lo hacen, seguramente me sentiré orgulloso de haber podido colaborar”, dice con sinceridad.

No obstante, tras el envío de las imágenes, Chiche recibió una certificación que acredita su colaboración con la obra, en la que seguramente se incluirán algunas de sus excelentes fotografías.

ANTECEDENTE

El Primer Tomo del Atlas Histórico y Geográfico de la Argentina, Proyecto Unidad Ejecutora del Instituto de Geografía, Historia y Ciencias Sociales (IGEHCS, CONICET/UNCPBA), Configuración y reconfiguración socioterritorial de la Argentina en tiempos del bicentenario, aprobado mediante Resolución N° 2555 del 29 de julio de 2016, se publicó el año pasado.

En ese volumen del Atlas Histórico y Geográfico de la Argentina, se estudian las desigualdades de la calidad de vida de la población argentina a lo largo de su extenso y complejo territorio. Dicho análisis comienza en 1789, es decir, antes de la etapa estadística inaugurada por el Primer Censo Nacional en 1869. Se trata de un trabajo indispensable para toda persona que desee conocer las diferencias sociales y territoriales de la Argentina a través de su historia. Para ello se brinda e interpreta una serie de mapas temáticos que se vinculan con cuestiones socioeconómicas (educación, salud, vivienda) y, para las etapas más recientes, se incorporan los aspectos ambientales (problemas ambientales y recursos recreativos).

Estas dimensiones se integran en índices de calidad de vida que permiten la comparación de la situación de la población que reside en cualquier lugar del territorio nacional, con el mayor nivel de detalle posible y en cualquier momento de la historia estadística argentina. Este nivel se refiere a los departamentos, división espacial de tercer orden, por debajo de la nación y las provincias. Por otro lado, para el año 2010 se pudo analizar la calidad de vida a escala de radios censales, unidades espaciales de quinto orden, por debajo de los departamentos y las fracciones censales.

En virtud de la complejidad de los mapas presentados, también se indagó sobre los factores explicativos de las diferencias entre los grupos y territorios más privilegiados y los más postergados. Se ofrecen, asimismo, análisis respecto de otras problemáticas vinculadas con la calidad de vida de la población, tales como pobreza, desarrollo humano, alimentación, morbilidad, mortalidad y políticas públicas.

El Tomo, titulado Calidad de Vida I, dirigido por los Dres. Guillermo Velázquez y Juan Pablo Celemín, cuenta con trabajos de investigación muy exhaustivos y útiles para el conocimiento público de la historia pasada y también para la toma de decisiones.

Abarca temáticas como “La calidad de vida a través de la historia”, “Pobreza y desarrollo humano”, “Otras dimensiones de la calidad de vida”  y “Profundización sobre los mapas de calidad de vida”.

Acceda al Atlas Histórico y Geográfico de la Argentina. Calidad de Vida I

A continuación, se reproducen algunas de las tomas fotográficas que seleccionó este querido profesional de Villa Mercedes, Director del sitio todovillamercedes.com,  y que remitió al Instituto de Geografía, Historia y Ciencias Sociales (IGEHCS, CONICET/UNCPBA).