CORAZA DESMINTIÓ HABER SIDO MULTADA POR VENTA OBLIGADA

A través de un posteo en su facebook oficial, la empresa indicó que eso “es una mentira”, agregando que dicha “información falsa ya ha sido llevada a la Justicia por difamación, generando daños y perjuicios para que tomen las medidas necesarias contra las personas y medios que contribuyen a esto”.

El hecho difundido por la Agencia de Noticias que depende del gobierno provincial, dio cuenta que la Dirección Provincial de Comercio y Defensa del Consumidor realizó el miércoles un operativo para labrar un Acta de infracción a CORAZA “por obligar a un cliente a comprar cemento para adquirir hierro, aplicando las sanciones correspondientes”.

“La acción del organismo se motivó a causa de varias denuncias que llegaron por parte de clientes de la empresa Coraza, en la cual pudo certificarse que se obligaba al consumidor a comprar cemento como condición para adquirir hierro. Este accionar es punible por las siguientes normas: artículo 1099 del Código Civil, el cual dispone que están totalmente prohibidas las prácticas que limiten la libertad de contratar del consumidor, en especial aquellas que subordinan la provisión de productos o servicios a la adquisición simultánea de otros”, agregó.

El propietario de la empresa, Alejandro Gómez, en declaraciones a El Chorrillero explicó que la denuncia fue realizada por un cliente al que “no le gustó la promoción que habíamos largado”.

“Ese combo era producto de una encuesta positiva porque la gente estaba necesitando hierro y cemento debido a que en una construcción ambos productos van de la mano. Decidimos hacerlo ante la escasez y debido a que tenemos un sobre stock de cemento porque invertimos allí el dinero de productos que no estamos recibiendo”, afirmó.

En ese sentido, negó que desde la empresa obliguen a los clientes a adquirir materiales: “El que no quiera comprar puede no hacerlo”.

El empresario, contó que existe faltante de material porque las productoras de metales “no están entregando”, pero a pesar de ello el negocio “sigue abierto, mantenemos un staff de 50 empleados haciendo un esfuerzo por tratar de brindar un servicio a la sociedad que tanto nos ha apoyado”.

El empresario dijo que el sector hay limitaciones porque no pueden adquirir materiales. En ese sentido, dijo que existen dos grandes compañías en el país como Sidor que produce barras y Siderar que fabrica aceros planos.

Para graficar el panorama, antes recibían 10 camiones por semana, mientras que actualmente llegan dos por mes. “Son un monopolio y si ellos deciden no entregar, no podemos hacer nada”, manifestó.

Sobre la presentación judicial señaló que fue “para defendernos de la injusticia porque no nos han cobrado ninguna multa y tampoco es que no vendemos hierro, como se dice, puedo demostrarlo con las facturas”. (ANSL/Coraza/El Chorrillero)

Noticia relacionada:

Acta de infracción a CORAZA por OBLIGAR a comprar cemento para adquirir hierro