El Senado revocó el traslado de los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli

Había sido dispuesto irregularmente por el ex presidente Macri en 2018.

 

El tratamiento del rechazo a los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, se dio sin la presencia de Juntos por el Cambio y del bloque Parlamentario Federal que dejaron el recinto, tras la aprobación de la prórroga de las sesiones virtuales.

El Senado aprobó esta tarde, por unanimidad, en sesión especial, el rechazo a los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, dispuestos en 2018 por el Gobierno de Mauricio Macri. El Frente de Todos defndió los dictámenes sin la presencia de Juntos por el Cambio, que abandonó el recinto en rechazo a la prórroga de las sesiones virtuales.

La sesión se realizó un día después de que la Corte Suprema de Justicia desestimara un pedido de «tratamiento urgente» del recurso de amparo rechazado en un fallo de primera instancia que los camaristas Bruglia y Bertuzzi habían presentado para evitar que la Cámara alta revisara sus traslados.

Tanto Bruglia como Bertuzzi eran jueces del Tribunal Oral Federal 4 cuando fueron trasladados en 2018, por un decreto del entonces presidente Mauricio Macri, a la Cámara Federal porteña, primera instancia de apelación de la docena de juzgados federales ubicados en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta situación fue considerada «irregular» por el Consejo de la Magistratura, a instancias de un informe del representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, que detectó 10 casos de asimetrías evidentes entre el tribunal de origen y el de destino.

En tanto, Germán Castelli, juez del Tribunal Oral Federal 7 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, llegó a ese puesto trasladado desde el Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, el 9 de octubre de 2018, y es uno de los magistrados que tiene que juzgar la causa de los «Cuadernos».

Al abrir el debate como miembro informante por el oficialismo, la senadora del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, defendió el dictamen para habilitar los traslados pedidos por el Poder Ejecutivo, al señalar que “nuestra Constitución reconoce que ningún poder del Estado se puede imponer sobre otro poder y es así que todo trámite, como es la designación de jueces, cuando no es cumplido acabadamente debe ser corregido y eso es lo que estamos haciendo”.

“Aceptar estos traslados es aceptar que existen dos sistemas de selección de jueces: uno es el artículo 99 inciso 4 de la Constitución y otro es el que usó el gobierno anterior que es una selección de jueces a la carta, elegidos según conveniencia”, explicó la legisladora mendocina y añadió que “cuando se hace un traslado de un juez se lo toma como un nuevo nombramiento por eso el Senado tiene que intervenir”.

La senadora recordó que los magistrados también se negaron a acudir a la audiencia dispuesta por el Senado. “Los jueces que anticiparon que no iban a venir a la audiencia se pusieron en rebeldía respecto a lo que establece la Constitución para acceder a un cargo de magistrado. ¿Qué podemos esperar de estos jueces si se niegan a cumplir el programa constitucional?”, cerró.

Antes de dejar el recinto, los senadores de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau y Laura Rodríguez Machado habían cuestionado la inclusión en el temario de los traslados, al considerar que buscan asegurar «impunidad» para las causas por corrupción que se le siguen a la vicepresidenta.

«Estos jueces han sido designados de forma absolutamente constitucional. Este bloque de 29 senadores está siempre presente, vamos a defender la independencia de la Justicia», aseguró la senadora cordobesa.

A su turno, la senadora chaqueña, María Inés Pilatti Vergara, consideró que durante el gobierno de Mauricio Macri «como no tenían la mayoría para designar nuevos jueces, trataron de retorcer las exigencias legales para hacer pasar esas designaciones como si fueran traslados. Los requisitos están muy claros en la ley y aquí no fueron respetados».

«Los jueces no pueden desconocer el derecho constitucional, porque en manos de ellos está el honor, los bienes y la libertad de los ciudadanos. ¿Qué garantías podemos tener si para un acto tan simple, como es un traslado, no respetan la Constitución?», continuó.

En tanto, el senador chubutense, Mario Pais, recordó que fue el Consejo de la Magistratura el que determinó que «los 10 pliegos que remitió el Poder Ejecutivo Nacional se trató de jueces que no completaron el trámite regulado por la Constitución en el artículo 99 inciso 4».

Por su parte, el senador puntano, Adolfo Rodríguez Saá, cuestionó que la sesión se esté llevando a cabo sin la oposición. «Qué relación pueden tener con los dichos de Eduardo Duhalde que dijo que no iba a haber elecciones el año que viene», insistió.

“Ante momentos tan difíciles que vive el país, me parece que carecen de seriedad todas estas cosas que suceden. Tenemos que poner las cosas en su lugar. Estamos tratando en una sesión con el quórum suficiente los pliegos de tres jueces”, resumió.

El senador Alberto Weretilneck de Juntos Somos Río Negro, un bloque opositor aliado al oficialismo, se diferenció de Juntos por el Cambio: “Yo soy oposición y acá estoy. No toda la oposición es lo mismo y no toda la oposición tiene la misma conducta”.

En este sentido, ratificó su acompañamiento al rechazo de los traslados de los magistrados y sentenció: «Si validamos que un juez puede ser trasladado sin acuerdo del Senado también podríamos estar en el absurdo de que un presidente designe un reemplazo de la Corte Suprema”.

Al momento del cierre, el titular del bloque del Frente de Todos, José Mayans, defendió la instancia de audiencias públicas en el Senado para la designación de jueces y explicó que el objetivo es que «el pueblo argentino sepa de qué se trata, son actos públicos». «Es gravísimo un juez diciendo que no va a acatar lo que dice el Congreso, desconociendo a los representantes de la provincias», expresó.

«El Senado está haciendo lo que corresponde. Ante la violación de la Constitución, el rechazo. Esta sesión es pública y el pueblo lo están viendo, me hubiera gustado que esté la oposición presente para fundamentar su posición», concluyó.