EL VILLAMERCEDINO JORGE BRINGAS, ALGUIEN QUE (TAL VEZ) LLEGÓ DEMASIADO LEJOS…

El villamercedino Jorge Bringas era uno de los hombres de más confianza de Lázaro Báez. En un juicio oral y público se acusa a Néstor y Cristina Kirchner de organizadores y responsables de una maniobra de corrupción y saqueo de los dineros públicos sin precedentes. Báez era la mano derecha de los kirchner. Bringas lo era de Báez. Un mercedino que llegó demasiado lejos…

Por Félix Quiroga *

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, las empresas Austral Construcciones S.A de Lázaro Báez, y la puntana Rovella Carranza, prosperaran notablemente en el negocio de la obra pública. De hecho, asociadas en U.T.E (Unión Transitorias de Empresas) realizaron obras públicas de gran magnitud en distintas provincias argentinas.

La Rioja, Formosa, Corrientes, y Entre Ríos fueron alguna de las provincias, donde se realizaron las fructíferas obras de Lázaro Báez y la sanluiseña Rovella Carranza. Entre el 2003 y 2013, Rovella-Carranza percibió casi $ 17.000.000 por las obras públicas realizadas durante los gobiernos Kirchneristas. A título de ejemplo, en la provincia de la Rioja realizó junto a la empresa de Lázaro una ruta para facilitar el transporte de la mega minería por valor de 200 millones de dolares. Ver: http://www.lavoz.com.ar/…/adjudican-empresario-k

Pero, además de los vínculos económicos de las dos empresas que crecieron desde la nada, en función de su proximidad con el poder político, resulta curiosa la afinidad y las vinculaciones que tejió la vida entre, al principio, dos humildes empleados de bancos. Uno de Villa Mercedes y el otro de Santa Cruz.

BRINGAS, EL VELOZ

Aficionado al atletismo, de adolescente el villamercedino Jorge Bringas, se destacaba en las carreras de velocidad, 100, 200 metros. En la foto que acompaña esta publicación se lo ve integrando una delegación de atletas al Campeonato Nacional Juvenil que se realizó en la Rioja.

Con el tiempo, empezó a trabajar como empleado en el Banco Nación de Villa Mercedes y también comenzó sus estudios de administración de empresas en la Universidad Nacional de San Luis, que no concluyó.

A los veintitantos se trasladó para trabajar en San Luis, de allí su rastro se hace más impreciso. Dicen quienes lo trataron por aquellos años, que se vinculó y se hizo amigo de algunos funcionarios del gobierno de Adolfo Rodríguez Saá, a principios de los años ‘90 del siglo pasado.

En los últimos años, quienes lo conocieron en Villa Mercedes, vuelven a tener noticias de Jorge Bringas, a partir de la notoriedad que tomaron las actividades de Lázaro Báez, no solo como empresario de éxito, sino como – además –  delincuente emblemático de la etapa K.

Los medios periodísticos del Sur y de Santa Cruz, se refieren a Bringas como “la mano derecha”, “el hombre fuerte”, “uno de sus más estrechos colaboradores” para dar cuenta de su cercanía con el caído en desgracia Báez.  Aparece Bringas en las crónicas, como socio de una de las hijas de Lázaro Báez, o manejando una cadena de estaciones de servicios del Santa Cruceño.

Cuando todavía eran los buenos tiempos, año 2013, Daniel Bassi, actual titular de Vialidad Provincial, amigo de Bringas, facilitó por recomendación de este, el ingreso de un Piloto de Rio Turbio, en el equipo de Rally de San Luis de aquellos años.

Las cosas han cambiado. Con su patrón en prisión, Bringas ocupa parte de su tiempo, estudiando con sus abogados la estrategia a desarrollar en las numerosas indagatorias que debe presentarse, para dar detalles de los negocios de su amigo Lázaro.

Para colmo, familiares y empleados de Lázaro, le han realizado “escraches” frente a su lujoso domicilio. “Bringas, devolvé a la familia Báez lo que robaste”.

* Ex diputado provincial. Publicado en su muro de Facebook.