El virus a la velocidad de una liebre y Villa Mercedes a paso de tortuga

 

 

Lamentamos que la omisión de medidas preventivas adecuadas a la realidad, por parte de la Municipalidad de Villa Mercedes provoquen situaciones que ponen en riesgo a toda la población. Las medidas de trazabilidad en los lugares públicos y el control en los espacios públicos, prácticamente no existen.

Se realizaron clausuras a comercios con procedimientos mal aplicados, afectando la economía local y a cientos de familias de la economía informal, sin recibir ningún apoyo y menos aún, sin que haya voluntad de hacerlo. Tampoco sin que los funcionarios asumieran sus responsabilidades.

Los comercios y los pequeños emprendedores siguen a la deriva.Cientos de locales han cerrado. Ningún plan municipal los protege, tampoco provincial. El único plan se limita a escuchar por televisión las órdenes del gobernador.

El Concejo Deliberante cerró sus puertas, como si el Estado tuviera derecho a tomarse vacaciones. Todo un despropósito de su conducción.

Motivos más que suficientes para que los miembros de la mayoría del Tribunal de Contralor de Villa Mercedes, llamemos a la reflexión a los Sres. Intendente y Vice y les pidamos que para bien del pueblo defiendan la autonomía municipal:

1) Reclamen a la Provincia los dineros que a Villa Mercedes le corresponden y que el gobernador retiene como si fueran de su patrimonio propio.

2) Reclamen por la incorporación de más policías. Los pocos que hay ya no aguantan más.

3) Reclamen para que tengamos más personal en la salud pública. Los que hay, ya no dan más.

4) Reclamen para que no se equivoquen con el sistema educativo y que la Provincia no se apure en iniciar las clases presenciales.

5) Reclamen por el bienestar de quienes los votaron y de quienes jamás los votaríamos.

6) Pedimos reflexión. Pedimos que gobiernen para el pueblo de Villa Mercedes.

Firmado: Dr. Ricardo André Bazla, Dr. Lucio Pereira y Escribana Estefanía Biurrum, integrantes del Tribunal de Contralor de Villa Mercedes.