Histórico: dos ex presidentes de Uruguay renunciaron a sus bancas en el Senado

Se trata de Julio María Sanguinetti (84) y José “Pepe” Mujica (85).

 

Obtuvieron sus escaños en las elecciones celebradas en octubre de 2019, pero su avanzada edad y el peligro de la pandemia de coronavirus les ha hecho justificar su ausencia del resto del período legislativo, que concluye en 2025.

Los octogenarios ex presidentes uruguayos José Mujica (2010-2015) y Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), líderes y adversarios políticos, renunciaron este martes a sus bancas en el Senado, en un retiro que acordaron realizar en forma conjunta.

La pandemia de coronavirus fue lo que precipitó la decisión de Mujica, de 85 años, que padece una enfermedad del sistema inmunitario.

“Esta situación me obliga, con mucho pesar por mi honda vocación política, a solicitar que gestione mi renuncia a la banca que me otorgó la ciudadanía”, escribió Mujica en una carta leída este martes en sesión extraordinaria del Senado.

“Esto no significa el abandono de la política sino el abandono de la primera fila por entender que un dirigente es el que deja gente que lo supera con ventaja. Me voy agradecido, con muchos recuerdos y honda nostalgia. Me ha echado la pandemia”.

En tanto Sanguinetti, de 84 años, recordó en su carta que su renuncia estaba prevista desde antes de las elecciones nacionales celebradas en 2019.

“Me motiva principalmente la necesidad de atender la secretaría general del Partido Colorado, mis actividades periodísticas y corresponsalías editoriales”, escribió.

Mujica, uno de los principales dirigentes del izquierdista Frente Amplio (FA) y quien llegó a presidente siendo uno de los políticos más populares y a la vez más resistidos del país por su pasado guerrillero, tuvo una enorme proyección internacional.

Su estilo alejado de protocolos y sus discursos en plataformas globales volcados a valores humanos poco usuales en el lenguaje político lo convirtieron en un personaje buscado por medios de todo el mundo.

Sanguinetti fue el primer presidente de Uruguay después de 12 años de dictadura (1973-1985), tras unas elecciones con candidatos proscriptos por el régimen, y se erigió entonces como líder de la restauración democrática. Volvió a ser elegido en 1995, siempre por el Partido Colorado (centro), en el que ahora centrará toda su actividad. Después de varios años sin actividad política, fue electo senador en 2019 después de ser derrotado en las elecciones primarias presidenciales.

MUJICA

«Sinceramente, me voy porque me está echando la pandemia», sostuvo Mujica en su último discurso después de 26 años de haber entrado por primera vez al parlamento.

El ex presidente explicó que por su edad avanzada se ubica dentro de la población de riesgo, y por padecer de una enfermedad inmunológica tampoco podría vacunarse.

Mujica fue elegido presidente por el Frente Amplio en 2009 -después de haber sido diputado, senador y ministro- y gobernó entre 2010 y 2015.

Adquirió una notoriedad internacional que lo llevó a ser protagonista de decenas de libros y películas, impulsando reformas legales transformadoras como el matrimonio igualitario, la despenalización del aborto o la regulación del mercado de la marihuana.

«Hay un tiempo para llegar y un tiempo para irse en la vida», dijo Mujica y resaltó que «tiene que haber una actitud de dar oportunidad a las nuevas generaciones».

Su lugar será ocupado por el actual diputado Alejandro Sánchez, de 40 años.

En una sesión histórica del Congreso, también presentó su renuncia el ex presidente Julio María Sanguinetti, del Partido Colorado, debido a la pandemia.

Rivales acérrimos desde sus partidos políticos, Mujica (85) y Sanguinetti (84) se ubicaron en las antípodas del pensamiento político desde sus inicios. Mujica, como líder de la guerrilla conocida como Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, a mediados de los años 60. Sanguinetti, como diputado primero y luego ministro del Partido Colorado, el partido que gobernaba el país en aquellos años previos al golpe de Estado (1973).