El hombre se atrincheró en la vivienda, y contraatacó con un arsenal de fuegos artificiales hasta que logró vencer a la máquina. 

Ver imágenes:

https://video.twimg.com/ext_tw_video/1063112905154093056/pu/vid/208x360/JZLaZ0-2oJ3qg1_O.mp4?tag=6 

Un hombre se negaba a que las autoridades procedan con la demolición de la vivienda que ocupaba desde hace varios años en China, y se enfrentó a la máquina excavadora con un arsenal de fuegos artificiales. 

El vecino sorprendió con su contraataque desde el techo del hogar: comenzó a desplegar los fuegos artificiales, con cañitas volaras dirigidas hacia la cabina del conductor, quien intentó hacer una maniobra y terminó volcando la máquina. Lo ocurrido remite a la historia de David y Goliat, adaptada al siglo XXI. 

twitter.com/ApuntesSL

 

Es porque la chica vivía "pegada" al teléfono. El monumento se destaca entre tumbas más modestas y ha generado el malestar de los dolientes. Sucedió en Rusia. 

Como cualquier joven de 25 años, Rita Shameeva vivía pendiente de su teléfono inteligente. Pero la mujer rusa seguramente nunca imaginó que su padre la honraría, luego de fallecer bajo circunstancias no detalladas, con una curiosa lápida inspirada en su afición por todo lo "online".

 

Oriundo de la ciudad de Ufa, Rais Shameeva decidió encargar una réplica de un iPhone gigante para que acompañe los restos de su adorada hija en el cementerio donde se encuentra su tumba, tras abandonar el mundo en 2016. 

Una fotografía de Shameeva decora el área frontal del curioso monumento, en la zona donde se ubica la "pantalla" de basalto. El revés está pulido para imitar el acabado de vidrio de los modelos de Apple. Incluso cuenta con las mismas inscripciones que lleva el codiciado objeto electrónico. 

Sus botones de inicio, volumen y bloqueo de pantalla han sido copiados a la perfección.