Escrito en .

Empezó como una pavada, ya va para mamarracho …

Días atrás el hermano del procurador de San Luis pidió una ley antidoping para funcionarios del Poder Judicial. Hacen cola para pegarle desde todos lados. Sigue el culebrón.

"Yo no sé si hay jueces que son puntualmente drogadictos o no, pero sí sé que tienen la obligación de darle a la ciudadanía certezas de transparencia", afirmó el Dr. Gonzalo Estrada, abogado, ex ministro del Gobierno de San Luis y ex diputado provincial.

Su propuesta no fue espontánea ni improvisada. Había arrancado en su red social facebook, vaya uno a saber con qué extraña intención.

Luego incluso no titubeó en respaldarse en declaraciones del padre de un menor víctima de supuestos abusos en el San Buenaventura, para salpicar incluso al juez penal Alfredo Cuello.

La ridícula propuesta de Gonzalo Estrada mereció el repudio generalizado de los ámbitos corporativos que representan a abogados y magistrados.

El presidente del Colegio de Abogados, Gustavo Otegui, si bien dijo que es el Colegio de Magistrados el que debe expedirse, consideró que la iniciativa es “inconstitucional, fascista y horrible” y “tergiversa la libertad de las personas”.

Indicó que le “extraña el momento” de las definiciones de Gonzalo Estrada: “Lo que me llama la atención es que fue diputado y ministro, y se le ocurre ahora esta idea. Me hubiera gustado que la planteara antes, porque es muy fácil hablar desde afuera, pero hay que llevarla al recinto”, razonó con justeza.

Con respecto a las sospechas sobre el juez Alfredo Cuello, a quien defiende legalmente, Otegui afirmó que la acusación es “irrisoria” y “ridícula. Es un juez honorable e incorruptible, por eso en la Justicia no lo quieren”, afirmó.

Indicó que si quieren saber si (Cuello) es adicto a alguna sustancia “lo vamos a deliberar y dilucidar donde corresponde”. Pero advirtió que “vendrán querellas por daños y perjuicios a quien corresponda. Hay que hacerse cargo de lo que uno dice y no andar hablando pavadas por cualquier lado”, concluyó.

Por su parte el titular del Colegio de Magistrados, Leandro Estrada, dio a conocer la “preocupación” por las expresiones públicas del ex ministro de Gobierno, Justicia y Culto de Alberto Rodríguez Saá y ex diputado de Compromiso Federal.

“No deja de sorprendernos la ligereza, la imprudencia y lo carente de contenido de semejantes afirmaciones”, sostuvo. “No sabemos por qué efectuó esta clase de declaraciones que son ofensivas. Entendemos que lesionan la dignidad y el honor de los magistrados y de los funcionarios que trabajamos en el Poder Judicial”, cuestionó agregó Estrada.

Ante tan interesante culebrón, también se anotó para escribir un capítulo el polémico Ricardo Bazla, quien le sugirió a su colega Gonzalo Estrada que “amplíe el proyecto y también incluya alos integrantes del Poder Legislativo y del Ejecutivo Provincial y que el gobernador, el vice, los legisladores y todos los ministros también se sometan a esos exámenes” antidóping.

No obstante aclaró que le “preocupa que Estrada trate de invertir el estado de inocencia y ponga bajo sospecha, al menos ética,solo a los jueces y magistrados, a quienes pretende someter a una rigurosidad propia de los estados totalitarios”.

“Si él tiene pruebas respecto de algún juez, debería formular la denuncia del caso, pero como parece que nada tiene, esconde sus pretensiones en su insólito proyecto”, fustigó.

“Si fuera amplio e incluyera al Gobernador, seguramente seríamos noticia en el mundo por la transparencia de las conductas humanas y como esa transparencia la deseamos todos, sería injusto dejar a fuera a hombres tan importantes como Alberto Rodríguez Saá y sus ministros”, ironizó.

Nadie entiende bien por qué Estrada propone mediáticamente esta singular propuesta ahora, y no cuando fue ministro o diputado. Si quería conseguir un golpe de efecto que lo devolviera a los primeros planos, lo consiguió. Visto los resultados, de la peor manera.

twitter.com/ApuntesSL