Escrito en .

Una pareja local compite en el Mundial de Tango

Se trata de María Cristina Domínguez Coppola, de Villa Mercedes, y Ariel Juárez, oriundo de Buenos Aires, quienes representan a la provincia en el certamen que comenzó hoy.

Los dos bailarines profesionales de tango empezaron a ensayar juntos casi de casualidad, después de quedarse sin sus antiguos compañeros. Con poca vergüenza y sencillez se presentaron en la edición anterior del Mundial de Tango que se celebra cada año en Buenos Aires para representar a Merlo, la ciudad en la que nació Juárez. En ese momento, la pareja sintió que la conexión no terminaba de ser completa. 

Luego de doce meses de trabajo arduo, con una coreografía preparada hace diez y la cabeza bien puesta en el certamen, decidieron volver a competir, esta vez en representación de Villa Mercedes, la tierra natal de Cristina. 

El Mundial comenzó hoy pero ellos estarán sobre el escenario el lunes y martes de la semana que viene en las dos categorías de la competencia: tango pista y tango escenario. 

Cristina dejó su pueblo hace ocho años cuando se dio cuenta que el tango invadía sus ganas de crecer profesionalmente. A lo largo de su vida aprendió danzas de todo tipo; desde clásico, español y folclore, hasta salsa y árabe. Pero fue el ritmo arrabalero el que despertó su pasión cuando lo aprendió en Villa Mercedes con su compañero, Daniel Díaz. 

"El tango me llegó al alma. De todos los estilos que hice es el que más me cautivó gracias a su música y su forma de bailar. A la vez me pareció complejo de aprender y lo tomé como un desafío que debía superar", contó la bailarina que formó parte del grupo "SanLuistango", con los que realizó una gira artística por Centroamérica y América latina. La última vez que participó con la banda fue en 2015. 

Para Domínguez será la cuarta experiencia en el Mundial. Su trayectoria logró que los nervios pasaran a segundo plano y encuentre en la competencia una forma de perfeccionarse y hacer amigos. Además, la pareja tanguera tiene otros concursos en su carrera de los que sacaron grandes galardones. Por ejemplo, en Chivilcoy resultaron ganadores en tres categorías. 

"Cuando tenés más madurez en el baile lo disfrutás de otra manera. Más allá de los nervios lógicos del concurso vemos las cosas positivas. El Mundial es el certamen más esperado para todos porque nos preparamos con mucha anticipación y se transforma en una experiencia enriquecedora no sólo en lo profesional sino también en lo personal", destacó Domínguez. 

La villamercedina aprovechará el Mundial para juntarse nuevamente con colegas de diferentes países que compartieron con ella algún momento a lo largo de su carrera. "También es volver  a encontrarse con bailarines argentinos, compartir las previas antes de llegar al escenario, los camarines, entre otros momentos lindos.  Sacamos provecho más allá de los nervios del concurso", agregó. 

La coreografía que presentarán Cristina y Ariel en la categoría "Tango escenario" está inspirada en el estilo del baile de la década de los '90. "Nos gusta el estilo y ensayamos con coreografías propias de aquella época. Siempre con nuestro propio estilo marcado en cada paso", expresó Ariel, orgulloso de representar a la localidad puntana. En el caso de "Tango pista" los chicos tienen, por reglamento, que improvisar. 

Luego del Mundial, la pareja se preparará para visitar la Casa de San Luis en Buenos Aires para bailar la noche del 24 de agosto en el festejo por el Día de San Luis. "Estoy muy entusiasmada porque es festejar a la distancia con mi querida tierra", expresó Cristina que visitará Villa Mercedes en setiembre para disfrutar de su familia. (El Diario de la República)

twitter.com/ApuntesSL