Escrito en .

Los hermanos, por ahora, subestiman a Martín Fierro

Finalmente se concretó ayer jueves la postergada reunión entre Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, para zanjar sus diferencias. Pero no hubo caso: discutieron durante dos horas sin ponerse de acuerdo en nada. (Video) 

A la sede del PJ primero llegó el senador Adolfo Rodríguez Saá –con su mejor sonrisa-, acompañado por su esposa, Gisela Vartalitis. Saludó distendido a los numerosos militantes que propician su candidatura a gobernador. Lo secundaban la concejal Nadia Torres de Villa Mercedes y Graciela Mazzarino, entre otros. 

El gobernador arribó puntual, a las 11 hs., acompañado sólo por el ministro de Seguridad, Diego González; la senadora provincial Angélica Torrontegui, y la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, además de su propia seguridad. 

Alberto rápidamente subió al primer piso y se reunieron ambos hermanos, a puertas cerradas. 

Mientras tanto, en la planta baja, se respiraba cierta tensión en el ambiente, donde integrantes del Consejo y del Congreso Provincial intercambiaban sus propias hipótesis, enderezadas más a calmar su ansiedad que a representar análisis políticos objetivos. Medio en broma, medio en serio, también intercambiaban chicanas. Muchas camisetas “Adolfo Gobernador 2019”, como marcando presencia.