Escrito en .

Sorpresivo alejamiento del Dr. Schwartz en Salud

Tras la asunción de la nueva ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, pudo saberse que se le pidió la renuncia al funcionario. Volvería al Concejo Deliberante. ¿Reprimenda? 

Este viernes una fuente segura indicó que Bubi Schwartz comenzó a despedirse del personal del Policlínico Regional Juan Domingo Perón, al igual que los funcionarios que conforman su equipo de colaboradores. Una versión indicó que su lugar podría ser cubierto por el dr. Diego Saber.

Desde que fue electo concejal en 2015, el cirujano infantil pasó por diferentes cargos. En diciembre pidió licencia para asumir como ministro de Salud, cargo que desempeñó hasta fines de marzo de 2016, cuando fue designado Rector de la Universidad Nacional de Villa Mercedes. 

En agosto de 2017, tras las PASO que le dieron la victoria a Avanzar-Cambiemos, el presidente Macri cedió a las presiones de la oposición puntana y removió a Schwartz para designar al actual rector David Rivarola. 

En ese marco, el gobernador Alberto Rodríguez Saá resolvió designarlo como Coordinador del área de Salud en el Departamento Pedernera. El cargo no fue casual: todas las encuestas arrojaban un fuerte cuestionamiento hacia el manejo de la salud por parte del gobierno y hacia el funcionamiento del hospital regional y los centros de salud. 

En seis meses el doctor Schwartz rearmó un equipo de trabajo e implementó algunas medidas que mejoraron sustancialmente el servicio. Impulsó la designación de mayor cantidad de personal para cubrir todos los servicios, la adquisición de nuevo equipamiento, mejoró la limpieza y la seguridad, entre otras. 

También se observó una mejora en la atención de los Centros de Atención Primaria de la Salud y supervisó la apertura del Hospital en el Complejo La Pedrera, todo lo cual revirtió la imagen negativa que tenía la salud pública en el departamento. 

Además de dedicarse a la gestión, también efectuó algunas operaciones complejas sobre delicadas patologías, que le merecieron el reconocimiento de sus colegas y de familiares de pacientes, como la que realizó a una beba recién nacida en setiembre pasado y otra en octubre último. 

En el haber de su gestión también debe computarse el récord de cirugías que registró en el mes de agosto pasado, cuando se informó que el complejo sanitario de Villa Mercedes alcanzó 2 mil cirugías en lo que va del 2018, superando las 1.638 realizadas durante el mismo período en 2017. 

Por supuesto que no paró todas las quejas. Sigue habiendo algunas críticas por la espera en conseguir algunos turnos, por ejemplo, pero hay que considerar un detalle no menor: a partir de la notable mejora en el servicio de salud, el agudizamiento de la crisis económica y el regular servicio que prestan la mayoría de las instituciones privadas de salud, cerca del 70% de la población se volcó masivamente al hospital regional, por lo cual es natural y hasta lógico que se sature la atención. 

Por lo que pudo saberse, el fin de semana pasado cuando se filtró la noticia de la asunción de Silvia Sosa Araujo como nueva ministra de Salud, reemplazando a Graciela Corvalán, Schwartz supo que sus días estaban contados. Orgánico como siempre, simplemente le comentó a sus colaboradores que su ciclo al frente de la Coordinación estaba cumplido y les agradeció el apoyo recibido. Luego comenzó a despedirse del resto del personal. 

Si no media un ofrecimiento en las próximas horas (poco probable), casi con seguridad el próximo martes el doctor Roberto Schwartz reasumirá su cargo de concejal en el bloque del Partido Justicialista, cuyo lugar ocupa desde 2015 Marcos Cuello. 

Su desplazamiento no encuentra mucha explicación, a no ser que sea una reprimenda por cierta reunión en la que participó su esposa, la ex diputada nacional Berta Arenas, en la que casualmente estaban Adolfo Rodríguez Saá y Mario Raúl Merlo, entre otros dirigentes … 

twitter.com/ApuntesSL 

Noticias relacionadas: 

Operan a una beba de sólo 48 hs. de vida

El hospital de Villa Mercedes tuvo un récord de cirugías