Escrito en .

“Ofrecían $2 mil millones por los $42 mil que reclamamos”

Fue el principal argumento de la ministra de Hacienda Natalia Zabala Chacur, para justificar la no firma del acuerdo con el gobierno nacional.  

La funcionaria calificó como “un apriete” lo que pretende hacer la Nación con San Luis, mientras que el vicegobernador Carlos Ponce aseguró que “la Provincia sigue siendo discriminada” en el contexto nacional.

Tras el encuentro, la funcionaria explicó que esperaba una reunión con un ambiente de diálogo para llegar a un consenso, pero en vez de ello “no permitió –refiriéndose a Macri- el tiempo necesario para hacer un estudio, cuando tiene un impacto fiscal tan grande”.

“En San Luis siempre defendimos el federalismo y la autonomía provincial. En este caso, teníamos que ceder ciertas dependencias que tienen que ver con impuestos provinciales y no estábamos de acuerdo en hacerlo”, indicó la ministra.

Asimismo afirmó: “Nos obligaban a desistir de los juicios por coparticipación. Tenemos dos juicios ganados con sentencia de la Corte Suprema, esperando que sean pagados. Además, tenemos 14 juicios con posibilidades de ser ganados”.

La provincia hizo una propuesta por más de $42 mil millones, incluyendo los 2 juicios ganados con sentencia de la Corte y los 14 que aún no tienen dictamen contra la Nación. El Gobierno nacional respondió con una oferta de $2 mil millones en bonos. Ése fue el motivo por el cual San Luis no firmó el acuerdo.

El resto de las gobernaciones aceptó la propuesta nacional tras desistir de las causas de coparticipación y recibir un bono del 15% para compensar las deudas con Nación.

Zabala Chacur comentó: “No participamos porque estaríamos cobrando sólo los déficits”, y denunció que “se sintió como un apriete. Esto era en beneficio de Buenos Aires y el Fondo del Conurbano bonaerense, que terminaba reformando impuestos que por coparticipación no se deberían hacer”.

Por su parte, el vicegobernador manifestó: “Era un reunión en la que firmás o no firmás. San Luis ha estado poniendo todo, y si firmábamos, no se lleva nada”, y agregó que San Luis “sigue discriminada como siempre”.

El vicegobernador Carlos Ponce representó al gobernador Alberto Rodríguez Saá y acusó al gobierno nacional de ejercer "una suerte de discriminación" contra la administración puntana.

Acompañado por la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, Ponce se quejó de que dos horas antes de la reunión, recibieron la condición de que debían desistir de las demandas contra la Nación por los montos en bonos. "Ésa fue una de las razones por las que San Luis no pudo firmar este acuerdo. Con todo este acuerdo le resolvieron o acomodaron las cuentas a la provincia de Buenos Aires, que reclamaba el 10% de Ganancias. Hoy se está llevando 105 mil millones".

Explicó que con la compensación ofrecida por la Casa Rosada, San Luis recuperaría casi el cinco por ciento de todo el monto reclamado.

Para el vicegobernador puntano, hubo una "cuestión política" detrás de este tratamiento discriminatorio hacia San Luis. "Es más, hasta por momentos sentí que hubo aprietes con respecto a que no firmábamos este acuerdo. Si no firmábamos, era como que la provincia de Buenos Aires iba a venir contra San Luis. Fue una situación incómoda y no se entendió todo el esfuerzo que estaba haciendo San Luis".

Por la tarde, Ponce y Zabala Chacur se reunieron con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, a quien le presentaron una agenda de temas en los que el gobierno puntano busca avanzar. Además el vicegobernador le aclaró a Frigerio, tras el reclamo en la reunión matutina, de que "no hay diálogo con San Luis", que la Provincia está dispuesta a dialogar, y le recordó los pedidos de audiencia al Presidente hechos por el Gobernador y el senador Adolfo Rodríguez Saá, que no fueron atendidos.

Obviamente el reclamo central fue la deuda de la Nación. "Quedó claro que primero hay que definir el cumplimiento por parte de la Nación del fallo firme de la Corte, para después poder hablar de los otros juicios y buscar una solución. Las posibilidades están abiertas; el propio Frigerio me ratificó que está la posibilidad de que después San Luis pueda firmar el Pacto Fiscal", dijo Ponce.

El funcionario agregó que también propusieron hablar de temas como el decreto 699 de Promoción Industrial, obras que están inconclusas, la devolución de fondos por otras obras nacionales que fueron finalizadas por la Provincia, y la cesión de una parte del parque Nacional Sierra de Las Quijadas para restituir las tierras que reclaman los pueblos originarios, entre otros.

El compromiso fue retomar esta agenda en diez días, en la Casa Rosada. Y los tiempos apremian: el próximo martes vence el último plazo que la Corte Suprema le dio a la Nación para presentar una forma de pago por el juicio que ya tiene sentencia.

Fuentes: El Diario de la República y ANSL