Escrito en .

Se concretó el primer pase de la temporada electoral

Ayer martes se produjo un cimbronazo en el justicialismo de Villa Mercedes, al conocerse que la concejal Nadia Torres, otrora ultraadolfista, habría decidido sumarse a las filas del albertismo. 

La difusión de una fotografía en la que aparece junto al ministro de Gobierno Mones Ruiz y otros destacados referentes del Frente Unidad Justicialista fue la confirmación del rumor que comenzó a circular la semana pasada, tras la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante. En la imagen puede vérsela casi mirando hacia abajo, como avergonzada del paso que estaba dando.

Lo cierto es que en algunos medios digitales y en las redes sociales fue duramente cuestionada, llegando incluso al extremo de vincular su decisión con el recibimiento de un premio económico, algo más cercano a una chicana barata producto de la bronca que a una razón comprobable. Por parte de la edil no hubo ningún tipo de confirmación y se dio de baja de las redes sociales. 

La decisión de la concejal sorprendió a propios y extraños, por tratarse de la hija de referentes históricos del PJ, profundamente ligados al intendente Merlo, en cuya gestión trabajan, y a que semanas atrás sus propios padres se habían enfrentado durante con otros partidarios liderados por el vice gobernador Carlos Ponce, en defensa de la sede del PJ. 

La escalada de acciones ligadas a la grieta abierta en las filas del PJ, a partir de la división entre Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, hace presumir que el pase de Nadia Torres sólo será el primero, no el último, de la presente temporada electoral que ya se abrió. 

twitter.com/ApuntesSL