Escrito en .

Sigue el escándalo: Zavala pidió ser “testigo protegido”

 

Se trata del ex vice ministro de Legalidad, Mario Zavala, condenado por coacción a los jueces, quien denunció haber sido golpeado y amenazado.

La primicia la difundió el diario Clarín, a través de su corresponsal en San Luis Oscar Flores. La nota indica textualmente:

Mario Zavala, un ex funcionario del gobierno de San Luis solicitó ingresar al programa de Protección de Testigos del Ministerio de Justicia de la Nación, tras denunciar ser víctima de amenazas ante la posibilidad que declarara en la ciudad de Buenos Aires ante la Cámara de Casación Penal e involucrar al actual gobernador Alberto Rodríguez Saá en una causa por “coacción agravada”.

Mario Zavala se desempeñó como viceministro de Legalidad del gobierno de Alberto Rodríguez Saá en el periodo 2003-2011. En tanto Sergio Freixes era el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción en esa gestión y volvió al cargo en 2015, también de la mano del actual mandatario de San Luis.

Zavala y Freixes fueron condenados en noviembre de 2018 por el Tribunal Oral Federal de San Luis, en una causa que provocó un escándalo en el sistema judicial puntano.

Ambos estaban acusados del delito de “coacción agravada” en el marco de una serie de maniobras con las que hacían firmar renuncias anticipadas como un requisito indispensable para ocupar cargos en el Poder Judicial. La causa en la que coartaban a los jueces fue conocida como “renuncias anticipadas”.

La Fiscalía presentó importantes pruebas documentales que fueron certificadas y analizadas por peritos federales. Además, relató cada etapa de los hechos. También pidió la condena a los acusados a 7 años de prisión, 10 años de inhabilitación para el acceso a cargos públicos, al considerarlos coautores del delito. Para explicitar las razones de la requisitoria sostuvieron que en los planteos se advirtió que la libertad psíquica, es decir la realización de una acción sin condiciones, estuvo coartada.

Contribuyó en ello la declaración de Mirtha Vallica San Martín, ex jueza Penal, quien en su testimonio aseguró que actuó “voluntariamente” en torno a la renuncia. Sin embargo el fallo indicó que ello no implica que se exima la coacción, ya que el delito no consiste en la supresión de la voluntad sino que atenta desde la exigencia. 

Ahora, la causa estaba en manos de la Cámara de Casación Penal de Capital Federal, que analiza los planteos realizados tanto por la Acusación como por las defensas.

Sin embargo, la novedad la dio Zavala que ratificó en Comodoro Py la denuncia que hizo en San Luis en marzo pasado ante la comisaría seccional séptima. Allí describió que dos policías se apersonaron en su domicilio y relató: “Uno de estos uniformados comienza a amenazarme diciéndome ‘ojo con lo que vas a declarar en Buenos Aires, no nombres ni al Freixes ni al Alberto’, por el actual ministro y gobernador de la provincia de San Luis, respectivamente”, indica la denuncia. Acto seguido denunció golpes en el rostro y en el torso que lo dejaron sin conocimiento.

 

La semana pasada declaró en Casación sala 4 y pidió ingresar al programa de testigo protegido. Algo que finalmente solicitó Alejandra Suárez, secretaria del Tribunal Oral Federal de San Luis, ante el Ministerio de Justicia y este miércoles lo irán a buscar a San Luis para sumarlo al programa de protección de testigos nacional.

Este episodio ocurre a pocos días de la elección a gobernador de San Luis, del domingo 16 de junio. (Clarín)

twitter.com/ApuntesSL