Escrito en .

Tragedia de Zanjitas: llanto de la empresaria imputada

Mabel Tyempertyopolos, gerente y apoderada de la empresa Polo, declaró este martes durante la primera audiencia del juicio que se lleva en su contra. (Video)

Está acusada de los delitos de homicidio culposo y lesiones culposas en perjuicio de alumnas y docentes del Colegio Santa María, en un hecho que sucedió en 2011 y que se conoció como la tragedia de Zanjitas.

La fiscalía solicitó una pena de cuatro años y ocho meses de prisión y la inhabilitación por el término de diez años.

Visiblemente angustiada, la declaración de la mujer se extendió poco más de diez minutos y alcanzó a pedir disculpas, pero su exposición debió suspenderse ya que no podía contener el llanto.

Durante su testimonio, la empresaria relató las horas previas y posteriores al choque entre un colectivo de la empresa de su propiedad y un tren carguero y que provocó la muerte de seis alumnas de quinto grado y dos profesoras del Colegio Santa María.

Estas son las frases más destacadas de la declaración indagatoria:

  • “Cuando me enteré, por el hecho que haya pasado en el entorno de la empresa y de la que yo era apoderada, sentí un dolor y una angustia insostenible. Es al día de hoy que no la puedo superar, pero no por mí, porque no me quiero victimizar. Lo siento por las criaturas, por las dos personas mayores. Nunca creí que podía pasar algo así dentro del entorno de lo que yo hacía, y que lo venía haciendo desde que llegué a San Luis y con mucho amor porque era mi vocación, como el transporte.
  • “El dolor que tengo no es por lo que pude pasar después o si me puedo quedar sin colectivos o sin patrimonio. El dolor es por los chicos. Soy madre de dos hijos y sé lo que es el vínculo madre-hijo y sé que es lo más importante que hay en el mundo. Siento el dolor que los padres tuvieron, lo que fue ese día”.
  • “Estaba shockeada, vino mi contador y me dijo que no me sintiera culpable, yo le dije que no era culpable sino responsable civil”.
  • “Sabía que iba a llegar este momento y que iba a estar en el banquillo. Verlos a ellos me iba a causar tanta tristeza. Yo les pediría disculpas, no tuve ninguna intención, no tuve nada que ver con ese viaje. A las 11 de ese día, estaba con mi secretaria Carina en las oficinas de la calle Italia y vino un señor que yo desconocía y nos dijo que había sucedido un accidente con un colectivo nuestro. Me acuerdo como si fuera hoy. Nos dijo que había sido con un tren y yo le respondía ´que tren, si en San Luis no hay tren´. Después me fui enterando lo que pasó. Si yo la pasé mal me imagino lo que habrá sido para los familiares”.

  • “Ese viaje lo había diagramado el Jefe de Tráfico, Felipe Grillo, después de las 22 horas del día anterior porque la directora del Colegio lo había llamado porque no había tenido tiempo de avisarle que necesitaba hacer ese viaje”.
  • “Siento angustia, que me perdone mi padre que está aquí presente, mis hijos, mi hermana que vino de Buenos Aires porque sabe lo mal que estoy, que me perdonen porque no tengo cara para estar en este mundo, este mundo injusto, corrupto”.
  • “Sé y me imagino y escucho lo que dicen, me imagino lo que debe ser el dolor de haber pedido un hijo. Hace siete años y medio que siento este dolor, no me fui de San Luis.
  • “No puedo sentir que alguien piense que yo quise o que me culpen de matar unas criaturas. No pueden pensar eso, si pudiera dar mi vida por alguna de ellas la daría”.

Tyempertyopolos estuvo acompañada por su abogado defensor, Marcos Juárez, y de un médico psiquiatra. Por su estado emocional, la mujer debió abandonar la Sala de Debates Orales Nº 2.

El Tribunal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Correccional y Contravencional N° 2 de San Luis, estuvo integrado por los jueces Hugo Guillermo Saá Petrino (presidente), Gustavo Adolfo Miranda Folch y José Luis Flores (vocales).

También estuvieron presentes el Fiscal de Cámara, Fernando Rodríguez, y representantes de los particulares damnificados. (Periódico Judicial)

Twitter.com/ApuntesSL