Escrito en .

Villa Mercedes: el PJ perdió 7 de las últimas 8 batallas

ANÁLISIS. Si tomamos desde el 2015 hasta este domingo, la performance del oficialismo provincial en la segunda ciudad de la provincia da un balance francamente negativo. Pero esta vez la hecatombe fue provincial.

Fue un domingo distinto, con un sabor agridulce, para Alberto Rodríguez Saá. Justo él, que fue el primero en levantar la autoestima del PJ cuando comenzó a batir el parche del “Hay 2019”, cuando pocos creían y ya daban por segura la reelección de Macri. Justo a él le viene a pasar esto de perder una elección en su provincia. Que mala leche. Pero más allá de esto, lo que realmente le molesta –y mucho- es el comportamiento del electorado de Villa Mercedes.

A estar con el resultado de las elecciones generales presidenciales de este domingo, en las filas del justicialismo han comenzado a analizar con preocupación el comportamiento del electorado de la segunda ciudad de la provincia, que representa un nada despreciable 26 % del padrón electoral provincial.

Por de pronto, mirando hacia atrás se computan más derrotas que victorias, a pesar que Villa Mercedes supo ser –hasta no hace tanto- uno de los principales bastiones “de los Rodríguez Saá”, como dicen en la jerga política.

Hagamos memoria por un momento de la historia electoral reciente en Villa Mercedes:

1) Macri ganó las elecciones PASO por la candidatura presidencial en 2015:

2) También ganó en las generales de ese año enfrentando al propio Adolfo Rodríguez Saá. Lo que le permitió forzar el ballotage con Daniel Scioli.

3) En la segunda vuelta, Macri ratificó su triunfo en Villa Mercedes y se impuso a Scioli, consagrándose presidente.

4) En las PASO 2017, Claudio Poggi como candidato a senador, en Villa Mercedes obtuvo un triunfo arrasador.

5) En la elección general de ese año Poggi perdió. Recordemos no obsdtante que el PJ logró dar vuelta el resultado a nivel provincial con una campaña “generosa” para con los votantes de menores recursos y Adolfo Rodríguez Saá fue electo senador nacional.

6) En las elecciones generales de este año 2019, en junio, Alberto Rodríguez Saá volvió a perder en Villa Mercedes. Derrota que le dolió de forma especial, dado que hubo un corte de boleta a favor de su candidato a intendente, Maximiliano Frontera, que se consagró como intendente. El gobernador no obstante fue reelecto con el 42% de los votos.

7) En las PASO del 11 de agosto, Villa Mercedes nuevamente votó en contra del oficialismo provincial y a favor del macrismo.

8) En las elecciones de este domingo Mauricio Macri se impuso en Villa Mercedes con un porcentaje altísimo sobre el Frente de Todos: 52,80% contra 33,60%.  

Es decir, 7 de las últimas ocho elecciones le fueron adversas al oficialismo provincial. Esta última, sin embargo, es un poco más grave, dado que habiendo ganado la elección primaria en agosto pasado a nivel provincial (43,19% a 34,19%), con una promocionada campaña de lucha contra la pobreza y un importante plan de obras públicas, termina cayendo en la general por 45% a 41% frente a la alianza San Luis Unido. ¿Qué estamos haciendo mal?, se preguntan.

El problema, en este caso, ya no es solo Villa Mercedes, sino la provincia en su conjunto. Para colmo también se perdió en la ciudad de San Luis, donde el próximo 10 de noviembre se disputa la Intendencia. Aunque esa, claro está, es otra elección, que concentra otros intereses.

Analizar las causas de esta debacle no es tarea sencilla. Por de pronto cada uno ensaya su propia explicación. En Terrazas del Portezuelo por ahora no se ponen de acuerdo. Se encuentran atravesando la etapa de la puteada (uf, suena feo: digamos mejor el insulto), luego vendrán seguramente las explicaciones más racionales para intentar revertir la historia en la próxima elección.

Lo peor es tomar conciencia que se ha perdido la imagen de "imbatibilidad" que se tenía y que habrá que empezar a remar de nuevo.

Eduardo Gargiulo

Twitter.com/ApuntesSL