Escrito en .

El Padre Daminato asumirá nuevas funciones vicariales

EXCLUSIVO. Así lo confirmó el sacerdote a Apuntes de San Luis, indicando que el Obispo Pedro Daniel Martinez le solicitó que regrese a San Luis.

“Este domingo por la mañana monseñor Martinez, en el Tedeum, confirmó este traslado, que me había adelantado hace aproximadamente veinte días. Entonces me había explicado que existía la necesidad de que me hiciera cargo de la Vicaría Episcopal de toda la provincia. El entiende que la Diócesis lo necesita y por eso me requiere en San Luis”, señaló el padre Ignacio Daminato.

El sacerdote desde hace casi cinco años se encuentra al frente de la Iglesia Matríz de Villa Mercedes, desde donde se supo ganar el respeto y el afecto de la comunidad católica. Dueño de un gran carisma y capacidad de trabajo, logró llevar adelante la restauración del templo y la construcción del segundo campanario, que era un viejo anhelo de todos, por eso la versión de su traslado tomó por sorpresa a muchos, que se negaron a darle crédito.

Preguntado precisamente cómo cayó la noticia entre los fieles de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, reconoció: “Algunos lo tomaron con nostalgia, otros con el dolor de pensar que me van a extrañar, o porque se habían acostumbrado. Pero es parte de la vida del sacerdote, son etapas en las que Dios nos pide, a través de la voluntad del obispo, que podamos servir en un lugar o en otro. Y el sacerdote promete obediencia (dice en tercera persona), y lo importante siempre es esta docilidad que debe expresarse. Siempre que me pidieron distintos cambios, creo que es el séptimo importante que tengo, siempre he dicho sí a la voluntad de Dios”.

Reconoció su tristeza al llegar a la parroquia en 2015, por tener que reemplazar al “querido padre Juan Micalizzi, por su fallecimiento. El era un párroco muy querido –recordó-, que con la ayuda de un grupo importante de colaboradores que aún está había llevado adelante la primera parte de la restauración del tempo, todo a pulmón. Y eso hay que recocerlo. Entonces me tocó continuar su obra”.

Evaluó que por tratarse de la iglesia más antigua, en pleno centro, “gran parte de sus fieles son personas mayores”, por eso durante estos años concentró su trabajo en “atraer a niños y jóvenes, vincularme con otros grupos y movimientos, creando un clima de familia, porque constituyen de alguna manera el semillero y la nueva sangre que alimenta al catolicismo. Esa es una de mis principales satisfacciones porque era uno de los objetivos planteados. Además por supuesto de ganarme el corazón y el respeto de los fieles, que humildemente aspiro haber conseguido”.

- Cuando a un sacerdote lo trasladan al interior se interpreta que está castigado. ¿Ahora que lo regresan a San Luis significa un ascenso?

(se ríe) Mirá, cuando vine aquí era una responsabilidad muy importante. Porque era hacerme cargo de la Iglesia Matríz y de la Vicaría Episcopal, pero en San Luis muchos no lo entendieron. Ahora que es al revés, le decía al Obispo, es curioso. Porque para el mercedino la Iglesia Matríz es muy importante y ahora que me trasladan a una parroquia de San Luis, que es muy activa, pero de menor envergadura que esta iglesia de Nuestra Señora de La Merced, algunos pueden pensar lo mismo”.

Agregó que la última misa de despedida la oficiará el 8 de febrero, luego reasumirá en su anterior función, al frente de la Parroquia San Roque de San Luis. Lo sucederá el padre Miguel Bernardo García, “que ha sido durante muchos años rector del Seminario Diocesano San Luis, que es un muy buen sacerdote, muy buen instruido, sobre todo muy buen padre, que es muy importante”.

Aclaró no obstante que en esta ocasión el obispo Pedro Martinez le ha conferido una responsabilidad aún mayor, que es hacerse cargo de la Vicaría Episcopal de la Pastoral de la Diócesis de toda la provincia. “La Pastoral es como el alma mater de la Diócesis, que abarca muchas áreas, muchas tareas. El quiere que un poco todo lo que hemos logrado aquí en Villa Mercedes podamos instaurarlo en toda la Diócesis. Yo no lo tomo como una ascenso, para mí todo es servicio”, interpretó.

Acotó que “a veces se piensa que cuando trasladan a un cura es porque no funcionó en el lugar. Y no siempre es así. Si uno lee el Derecho Canónico verá que se trata de las necesidades pastorales. Entonces el Obispo, que es quien tiene una visión global de esas necesidades, decide y prioriza el bien mayor”.

“De todos modos la tarea es tanta, tan grande, que me tengo que sentar con el Obispo a planificar el trabajo. Mañana (por este lunes), me reúno con él por este tema”, adelantó.

Finalmente expresó: “Sólo tengo palabras de gratitud hacia Dios y hacia esta comunidad, con la que conviví casi cinco años y donde aprendí muchas cosas. Fue una hermosa experiencia. A todos los colaboradores que me acompañaron en las obras que pudimos hacer, como es la restauración del templo, del altar, el sonido, la iluminación. La restauración de todas las imágenes, la colocación de los tres aires, la capilla de adoración eucarística, el arreglo de algunos salones, la casa parroquial, a todos solo tengo palabras de agradecimiento”.

"También debo agradecer al gobernador Alberto Rodríguez Saá, que un día llegó de sorpresa a visitarnos y se ofreció a ayudarnos para lo que necesitáramos. En esa ocasión le dije que la comunidad de Villa Mercedes deseaba completar la construcción del segundo campanario, y él gentilmente se ofreció a financiar esta costosa obra", indicó. 

“Nada se hace solo ni puede hacerlo una sola persona. Sin todas las personas que a diario colaboran hubiera sido imposible. Además por supuesto por su compañía, el afecto, la gratitud, a todos me los llevo en el corazón. Vos sabés que el sacerdote ama a su comunidad, la siente como una familia, yo lo siento así. Imaginate que allá en San Luis tengo 120 ahijados, aquí se me sumaron otros tres ahijados de confirmación, con quienes uno se encariña”, dice con un brillo especial en sus ojos.

“Lo único que tengo son palabras de agradecimiento para todos, también para ustedes los periodistas, por el respeto y el afecto que me han dispensado. Los voy a seguir visitando, porque sobre todo por mi trabajo desde lo pastoral voy a estar vinculado con todos los equipos pastorales de la ciudad”, concluyó.

Twitter.com/ApuntesSL

Noticia relacionada:

El sacerdote Alan Sosa Tello dejará los hábitos