Escrito en .

Netflix juntó a dos Papas, el Morro albergó a dos obispos

El acontecimiento se produjo a mediados de enero, cuando dos altos prelados resolvieron vacacionar en la tranquila localidad, donde ahora -en febrero- se realizó la Fiesta de la Empanada Artesanal.

Este verano sin dudas será ciertamente inolvidable para la apacible comunidad de San José del Morro, desacostumbrada a las noticias impactantes. Por primera vez se dio la circunstancia que dos obispos foráneos resolvieron tomarse unos días de vacaciones en esta bella localidad. Se trata de Monseñor Gabriel Barba, de Gregorio de Larerrere (Bs. As.), presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, y monseñor Dante Braida, Obispo de La Rioja y miembro de la Comisión de Apostolado de los Laicos y Pastoral Familiar.

Por lo que pudo saberse, ambos prelados tienen un amigo en común que posee casa en este pueblo distante 49 km de Villa Mercedes, quien los invitó a tomarse unos días de descanso, por lo que aceptaron viajar a mediados de enero. Sin embargo, a diferencia de otros veraneantes, los obispos no abandonan del todo su trabajo y resolvieron concelebrar la misa del sábado 18 en la humilde iglesia, sabedores de la riqueza histórica que la rodea.

El templo de San José del Morro es considerado el más antiguo de la Provincia (anterior a 1750). Fue escenario de grandes acontecimientos históricos que anteceden a la revolución de Mayo y testigo de la entrega de los hombres y mujeres de San Luis por la Independencia. Por ello fue declarado Monumento Histórico Nacional. Como dato anecdótico, aún se conservan los tirantes del techo unidos con tientos.

Lo cierto es que los dos obispos disfrutaron una semana en esta localidad del departamento Pedernera, durante la cual interactuaron con los pobladores, compartieron largas tardes de mateadas, hicieron caminatas por la falda del cerro y comieron exquisitos asados, según algunos testigos. “La verdad es que la pasamos muy bien, nos trataron con muchísima amabilidad. Hemos recargado las pilas y nos vamos con ganas de volver”, le dijo uno de ellos a una vecina, al momento de despedirse.

Por otro lado, el pasado sábado 8 de febrero se realizó la 4ta. Fiesta Provincial de la Empanada Artesanal, que contó con una multitud que se hizo presente para degustar las infinitas variedades y disfrutar de variados números artísticos y musicales.

Todo para crecer

San José del Morro es una de las localidades más tranquilas y bellas para vacacionar, pero carece de infraestructura, nunca recibió la debida atención del gobierno provincial (durante ninguna gestión) y le cuesta horrores crecer, a partir de su escasa población (no supera los 300 habitantes estables) y bajísimos recursos en concepto de coparticipación.

De hecho, recién en los últimos años de la mano de emprendimientos personales se construyeron algunas cabañas y, recientemente, acaba de inaugurarse un cómodo hostel frente a la plaza principal (ver nota aparte). Esto está marcando una tendencia esperanzadora de desarrollo y progreso futuros, de un pueblo que tiene todo para convertirse en uno de los principales polos turísticos de nuestra provincia.

Para ello, necesita una mayor presencia de la inversión estatal, al menos para resolver problemas básicos como la provisión de agua potable y cloacas, la ampliación del balneario y el desarrollo de un plan estratégico que explote las potencialidades turísticas que ofrece la localidad desde el costado histórico y el cerro El Morro, entre otros aspectos.

Twitter.com/ApuntesSL