Escrito en .

Posta Paso del Rey, ideal para el disfrute de la paz

Se trata de un hostel en San José del Morro que se inauguró “de prepo” el último fin de semana, ante la demanda generada por la 4ta. Fiesta Provincial de la Empanada Artesanal.

Se trata de un emprendimiento familiar ubicado en pleno centro de esta pequeña localidad distante 49 km de Villa Mercedes y 110 km de San Luis, que consta de 6 habitaciones con capacidad para 19 personas, baños con duchas, sala de estar, estacionamiento y lugar de acampe.

Su ubicación privilegiada, frente a la plaza central, a pocos metros de la iglesia, el museo y el balneario, lo hacen ideal para el veraneante, que tiene todo “a mano”, sin necesidad de utilizar vehículo.

Sus propietarios planeaban inaugurarlo en marzo, a la espera de concluir algunos detalles de pintura y terminaciones, pero la multitud que se hizo presente en la Cuarta edición de la Fiesta de la Empanada Artesanal los obligó a habilitar rápidamente las habitaciones y el estacionamiento, como asimismo brindar atención gastronómica.

Una recorrida por su interior permite apreciar una confortable sala de estar, cómodas habitaciones, pulcros e higiénicos baños, comedor, cocina y una rústica y agradable combinación de muebles, cuadros y máscaras alegóricas en sus paredes.

Según adelantan, el servicio incluye desayuno, la posibilidad de utilizar asadores, un amplio y sombreado predio para quienes deseen acampar. Próximamente implementarán ascenso guiado al cerro El Morro, caminatas y vía crucis, entre otras alternativas. Todo a un precio económico y accesible.

“Queremos ofrecer un lugar donde el sello distintivo sea la tranquilidad, la armonía y la paz interior. Donde el visitante se sienta verdaderamente cómodo, pero sin lujos ni excentricidades, ni mucho menos el ruido y el consumismo que caracteriza a otros centros turísticos”, afirma Victoria, una de las caras visibles del hostel.

Dicen los lugareños que San José del Morro guarda un enigma indescifrable que sólo lo pueden sentir aquellos que permanecen un par de días y recorren sus calles. Y caminan sus alrededores. Algunos hablan de una fuente de energía espiritual, ligada al cerro de 1600 metros creado por procesos volcánicos hace 1500 a 2000 millones de años, que forma parte del Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de San Luis.

Sea lo que fuere, uno aquí siente que el tiempo pasa menos rápido. Que hay más espacio para la contemplación y la introspección, porque nadie está apurado. Para encontrarse uno mismo, en contacto pleno con la naturaleza y el aire puro.

También para pensar, para leer, estudiar. Hasta la concentración pareciera ser que alcanza niveles superiores, lo que resulta fácil explicar por la ausencia de elementos distractivos como boliches, tragamonedas o el ruido de escapes libres de motos o cuatriciclos. Aquí el único ruido permitido es el de los pájaros, que con sus sonidos multicolores alegran el alma.

En este paraíso virgen, inexplotado, que es San José del Morro, la Posta Paso del Rey está llamada a ser la cita obligada de quienes buscan reencontrar el sereno placer de las pequeñas cosas de la vida.   

Consultas: 2657490142 / 2657490113

Twitter.com/ApuntesSL

Noticia relacionada:

Netflix juntó a dos Papas, el Morro albergó a dos obispos