Escrito en .

El Frente Docente reclama cláusula gatillo y paritarias

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), la Unión de Trabajadores de la Educación Pública (UTEP) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), presentaron una nota al gobernador. 

El Frente Gremial Docente le reclamó a Alberto Rodríguez Saá la aplicación de la cláusula gatillo y que convoque a paritarias para discutir el aumento salarial de 2020. 

“La situación de los docentes se ve seriamente afectada por la inflación, con un índice nacional (IPC) que midió una inflación en el período enero 2019 – diciembre 2019 un aumento del 53,8%y, según fuentes oficiales, en la provincia de San Luis, con un índice que superó ese porcentaje y el Gobierno provincial aún no aplica la cláusula gatillo garantizada por el Gobernador de la provincia”, dice la misiva de los gremios docentes. 

La inflación en San Luis de 2019 fue del 53,8%, según la Dirección Provincial de Estadística y Censos. Por otro lado, cabe recordar que el 13 de marzo de 2019, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, anunció que se aplicaría la cláusula gatillo en caso de ser necesario, cuando dio a conocer el incremento salarial del 40%. A poco de cumplirse un año de esa promesa, los empleados públicos siguen esperando. 

Es poco probable, por otro lado, que el gobierno provincial acceda a convocar a negociaciones paritarias, porque nunca lo hizo, sino que siempre se optó por otorgar los aumentos vía decreto. En tanto que los reclamos por condiciones laborales generalmente los gremios terminan haciéndolos por nota, ante la inexistencia de una mesa de diálogo permanente. 

También se encuentra pendiente la normalización de los pagos a docentes que trabajaron durante todo el 2019 pero que todavía no consiguen cobrar el sueldo, por demoras administrativas. 

Se espera que en este marco se acoplen reclamos similares de otros gremios estatales, que también están demandando el cumplimiento de la palabra de Rodríguez Saá de aplicar la cláusula gatillo. 

Por lo que trascendió, el primer mandatario preferiría esperar al 1º de abril, cuando inaugure el próximo período legislativo para hacer el anuncio de aumento salarial, con el objetivo de “ganar” dos meses de tiempo, pero la presión que comenzó en diciembre, la que sumaron los empleados judiciales y ahora los docentes, lo obligaría a cambiar sus planes.   

"Sabemos que el gobierno no tiene problemas presupuestarios, de acuerdo a lo que destina para financiar costosas fiestas como la Calle Angosta, el Festival de Rock, la Fiesta del Caldén, el rally de La Toma, el fútbol, el básquet, el ciclismo... Está muy bien, porque la cultura y el deporte son muy importantes, pero no lo es menos la educación, la justicia o la salud, por eso debe preocuparse por mejorar los sueldos del personal estatal, la mayoría de los cuales percibe ingresos inferiores a los establecidos en la línea de pobreza", enfatizó un integrante del Frente Gremial Docente.

Inflación 

Durante 2019 la provincia registró la inflación más alta de los últimos 28 años: 53,8%. Teniendo en cuenta que el aumento salarial otorgado en marzo de ese año ascendió al 40%, los gremios analizan exigir un aumento retroactivo del 20% al 1º de febrero, para compensar lo perdido el año pasado y los dos meses de 2020. 

Twitter.com/ApuntesSL 

Nota relacionada: 

El 2019, con 53,8%, tuvo la inflación más alta de los últimos 28 años