Escrito en .

Frontera molesto por falta de compromiso de varios de sus funcionarios

Se supo que el intendente municipal debió recordarle a los miembros de su gabinete su responsabilidad como servidores públicos.

Este sábado Maximiliano Frontera llegó a la intendencia, preguntó novedades y luego salió personalmente a supervisar el cumplimiento de la normativa de aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno nacional, a la que prestaron adhesión la provincia y el municipio. De paso, se dedicó a controlar el trabajo de empleados y personal del área de Defensa del Consumidor, que se encontraba realizando inspecciones en comercios, fundamentalmente farmacias, para asegurar la existencia de productos básicos.

Cerca del mediodía, al regresar, se encontró con novedades que lo sorprendieron. Algunos funcionarios que debían estar de guardia se habían retirado. Otros se habían hecho presentes cuestionando que se los hiciera trabajar frente al riesgo de contagio, y “encima un día sábado”. Por lo que también se habían ido.

Posteriormente presidió una reunión con integrantes de todas las fuerzas policiales que se encuentran accionando para el cumplimiento de la cuarentena y que además colaboran en distintas medidas que se han tomado desde el ejecutivo municipal.

En la reunión estuvieron presentes los jefes de la Policía Federal y de la Policía Provincial, quienes comentaron a Frontera las acciones que se llevaron a cabo en estas primeras horas de cuarentena. Además, el intendente se interiorizó acerca de la situación en los puestos limítrofes de la provincia y la posible llegada de colectivos con delegaciones que incluyen a villamercedinos dentro de su pasaje.

Por otro lado, decidió que los kioscos que funcionan las 24 horas sólo abran hasta las 0 horas permitiéndoles la reapertura a las 8 de la mañana. Recalcó además, que se disponen todas las acciones para mantener los servicios básicos del municipio. “Quiero felicitar a todas las fuerzas policiales, a los bomberos, a Defensa Civil, médicos, enfermeros. Todos ustedes son los que le están poniendo el esfuerzo para ayudar a toda la ciudad a pelear contra el Coronavirus. El trabajo en conjunto y la suma de esfuerzos va permitir que podamos superar todos juntos esta crisis”.

Por lo que pudo saberse, Frontera saludó a los presentes y en lugar de irse a su casa se encerró solo en su despacho. Tomó su teléfono y envió un mensaje en el grupo de whatsapp de los funcionarios, pidiéndoles que releyeran el art. 6, punto 1, del Decreto 297/2020 del gobierno nacional, que establece el aislamiento social preventivo y obligatorio.  

El mismo indica que “quedan exceptuadas del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular, las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, según se detalla a continuación, y sus desplazamientos deberán limitarse al estricto cumplimiento de esas actividades y servicios: Personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo”.

Luego en el inciso 1 menciona “autoridades superiores de los gobiernos nacional, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Trabajadores y trabajadoras del sector público nacional, provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, convocados para garantizar actividades esenciales requeridas por las respectivas autoridades”.

Generalmente sus mensajes suelen cosechar gran cantidad de deditos de aprobación, aplausos, ok y emojis varios. Esta vez hubo pocas respuestas. La mayoría prefirió hacer silencio. Unos pocos se comunicaron con la privada para consultar a su secretaria a qué se debía el mensaje.

- Estamos en una emergencia global, esto no es joda. Somos funcionarios públicos, servidores, y el que no entienda la responsabilidad que tiene que cumplir que dé un paso al costado, le comentó Frontera a un colaborador. 

- Muchos deberían aprender de la gente de Defensa Civil, que gana mucho menos que los funcionarios pero ahí los ves laburando..., agregó.

Después se comunicó con su secretaria para pedirle que tomara nota de las actividades del domingo y se las hiciera llegar a cada uno de sus funcionarios. Al intendente lo desvela el estricto control de la cuarentena, por eso dispuso que personal municipal patrulle las calles y accione conjuntamente con la policía de la provincia y con la fuerza federal. El mismo lo hace y además ha pedido que le pasen un informe diario de las novedades en ese sentido.

Twitter.com/ApuntesSL