Escrito en .

Receflación: nuevo término para “inflación con recesión”

Mientras el dólar volvió a alcanzar los $40 y con la actividad en franca recesión tras la caída de 5,7% en julio, el INDEC confirmó que la escalada de precios de agosto fue de 3,9% y es la más alta en lo que va del 2018.

De esta forma, en lo que va del año se acumula un 24,3%, en tanto que en los últimos 12 meses suma 34,4%.

En medio de la jornada en que el dólar volvió a alcanzar los $40 -tras las versiones de que Argentina y EEUU dialogaron sobre una posible dolarización de la economía nacional- y con la actividad en franca recesión tras la caída de 5,7% en julio, parece ser que ya se podría hablar de "receflación": el INDEC confirmó que la escalada de precios de agosto fue de 3,9%, la más alta en lo que va del 2018, y la interanual llega al 34,4% incumpliendo la meta del FMI. Ya se habla de “receflación”.

En línea con las estimaciones privadas, el Indec informó este jueves que la inflación de agosto se aceleró al 3,9% mensual y se consolidó como la aceleración de precios más alta en los últimos 28 meses. De esta forma en lo que va del año, los precios acumulan una suba de 24,3% a nivel nacional.

A su vez, contemplando los últimos doce meses la variación interanual alcanza el 34,4%, lo que representa un claro incumplimiento del tope fijado por el FMI en el 32% a partir del cual el Banco Central no podría tomar medidas de política monetaria sin antes contar con la aprobación del Fondo.

El incumplimiento volvería a repetirse el próximo mes, donde la aceleración de la inflación, confirmada ayer por el Comité de Política Monetaria del Banco Central, hace que las estimaciones privadas hablen de al menos 5%.

En el mes de agosto se configuraron varios factores. Una suba de 6,2% en los precios regulados y un alza del 3,4% de la canasta núcleo, lo que muestra un traslado a precios de la devaluación mayor que el del mes de julio, pero menor que el del mes de junio.

Los incrementos más destacados se dieron en Comunicación (12,4%), Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (6,2%), Salud (4,1%), Transporte (4%) y Alimentos y bebidas (4%). Este último se mantiene como el componente de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en lo que va del año y es el gran responsable de la caída del consumo.

En el acumulado de los primeros ocho meses del año se observa una relativa equidad respecto al impacto en las diferentes regiones del país. Sin embargo, en agosto las zonas más golpeadas fueron el Gran Buenos Aires (4,1%), el Noreste (4%), el Noroeste (4%) y la región Pampeana (3,7%).

De seguir la marcha actual acorde a la expectativa de las consultoras privadas, no hay un trecho tan largo para un incremento en los precios en el orden de 40% para diciembre de este año, como informaron los economistas al Banco Central en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado.

twitter.com/ApuntesSL 

¿Por qué se habla de receflación?