Escrito en .

Crisis sin fin: Volkswagen suspenderá 400 operarios

El grupo alemán se suma a la lista de empresas como Peugeot, Renault, Fiat, Honda, Ivecco, Ford y General Motors quienes ya tomaron medidas similares en los últimos meses. 

En medio de una situación critica para la industria automocríz, la empresa de automóviles Volkswagen Argentina anunció el esquema de suspensiones rotativas para todo el 2019. La medida afecta al 10 por ciento de los trabajadores del centro industrial que percibirán el 75% de su salario. 

Hace dos semanas la noticia era que la crisis en el sector automotriz ponía en jaque a la planta de Peugeot Morón, al suspender por dos meses a mil obreros, quienes cobrarán durante ese plazo el 75% de sus haberes. Hoy le toca a Volkswagen Argentina que hará lo propio con 400 operarios de su planta de Pacheco. 

Lo anunció la propia firma este martes y detalló que la medida durará todo el año. Se trata de un esquema de suspensiones rotativas que afecta el 10 por ciento de los trabajadores. 

Según voceros de la empresa, deben trabajar en ajustes en la planta para realizar adaptaciones a fin de comenzar a producir el SUV Tarek, el modelo que sucederá al Suran, cuya fabricación finalizó a principio de este año. 

VW tuvo años de gloria con el Gol, el primer auto de cientos de miles de argentinos. El modelo que aún se ofrece fue primero en ventas hasta 2016, primer año del gobierno de Macri, cuando lo desplazó la Toyota Hilux. La camioneta, muy utilizada en el campo, fue furor en venta al compás de la quita de retenciones impuestas por el Gobierno.

La empresa dijo que ya estaba planificado llevar a cabo la medida este año, por lo que esta decisión no afectaría los planes de producción para 2019. Además, precisó que la planta ubicada en Córdoba continúa con normalidad. 

Otro dato que profundiza el contexto recesivo es que Fiat decidió dejar de producir a partir de abril las cajas de cambio que hasta ahora fabrica en su planta de Córdoba, ubicada en la localidad de Ferreyra. 

Cabe recordar que los recientes datos muestran una gran crisis en el sector. Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) apunta: el cierre de la fábrica de carrocerías Metalpar, dejando 600 trabajadores sin empleo; la suspensiones de 2.000 trabajadores en Peugeot; y los 900 operarios suspendidos por Honda son algunos de los indicadores que reflejan el momento que vive la industria. 

Dicha situación se refleja claramente cuando se compara la cantidad de trabajadores ocupados: si se compara noviembre 2015 con noviembre de 2018 se registran 125.000 puestos de trabajo menos en el conjunto de la industria manufacturera del país, según datos de la hoy Secretaría de Trabajo de la Nación. 

“Al observar la utilización de la capacidad instalada se puede observar una fuerte caída a partir de agosto y, en especial, en el último trimestre de 2018, marcando una caída de casi 10 puntos porcentuales en comparación con los años anteriores. Dicho descenso traccionó la dinámica del año 2018 en su conjunto, marcando el peor registro de toda la serie (46,6%), si lo comparamos con los años 2016 (47,1%) y 2017 (47,5%)”, detalla el informe. 

Po otro lado, cuando se analiza la producción, se puede señalar que el año 2016 (472.776 unidades) marcó el descenso del 13% en comparación con 2015 (543.467 unidades). A partir del cambio de gestión, la producción de vehículos se mantuvo estable en 2017 (473.408 unidades) y volvió a caer en el año 2018 (466.649 unidades). Resulta central señalar que este último registro ubica a la producción de vehículos un 16,5% por debajo que los niveles de 2015. 

twitter.com/ApuntesSL