Escrito en .

Tras agonizar tres días, murió el diputado Olivares

El diputado radical por la Rioja Héctor Olivares murió este domingo producto de las heridas que sufrió por los disparos a metros del Congreso, el jueves último.

En el mismo ataque falleció casi de inmediato el funcionario riojano Miguel Yadón, que era el blanco de los disparos. El presunto autor de los asesinatos fue detenido 24 horas después. Se trata de Juan José Fernández, que fue arrestado junto con otros miembros de su familia. También secuestraron el auto y el arma calibre 40 que fue usada para el ataque.

Si bien el Gobierno alimentó la hipótesis de un crimen político o de un atentado de "las mafias", las hipótesis viraron hacia una venganza personal.

Los disparos que hirieron el jueves a Olivares y mataron a Yadón conmocionaron a todos los espacios políticos. El estado de Olivares, internado en el Hospital Ramos Mejía, siempre fue muy grave. Los disparos habían afectado su corazón, pulmones y riñones. Y debió ser sometido a dos cirugías para intentar mitigar los daños.

Uno de los últimos partes médicos indicaba que seguía en "estado crítico", y que había presentado "una falla multiorgánica, pero seguía con soporte vital y estable, bajo asistencia mecánica respiratoria". Ese diagnóstico fue dado a la mañana. Por la noche, falleció.

Su familia había expresado, horas antes, el agradecimiento por todas las muestras de afecto recibidas hacia el dirigente radical. "La familia Olivares agradece todas las muestras de afecto, cadenas de oración y apoyo y agradece especialmente al Hospital Ramos Mejía por lo que están haciendo por la recuperación de Héctor", indicaron a través de la cuenta de Twitter del diputado.

Twitter.com/ApuntesSL