Escrito en .

El radicalismo presiona para que la candidata sea Vidal

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, puso en duda la candidatura presidencial de Macri y desató todo tipo de especulaciones. Anoche se realizaba una cumbre radical para presionar que se baje. Carrió sacada mal: insultó al diputado Massot.

Los máximos dirigentes radicales cenaban anoche en una cubre en territorio porteño, analizando la estrategia que llevarán a la Rosada para presionar que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sea la candidata presidencial de Cambiemos.

Participaron los tres gobernadores: Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdéz (Corrientes). Se sumaron Ernesto Sanz y el vicegobernador Daniel Salvador. También los presidentes de los bloques: el diputado Mario Negri y el senador Luis Naidenoff.

Fuentes del radicalismo aseguran que la situación es extrema y que ese sector está jugando muy fuerte en sintonía con lo que expresó ayer por la mañana el mendocino.

"No hay que descartar que el candidato no sea Macri", disparó Cornejo en un encuentro de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham). Horas antes había dicho a una radio de Cuyo que no se sentía "parte sustancial" de Cambiemos. Además, ponderó una candidatura presidencial de María Eugenia Vidal.

Cornejo ya había hecho tambalear a la alianza que integra su partido con el PRO y la Coalición Cívica, cuando semanas atrás pidió sumar a Roberto Lavagna, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey a un frente contra Cristina Kirchner.

Desde el radicalismo confían en que la premisa de ampliar Cambiemos no existe en términos de una propuesta real. Afirman que lo que existe de fondo es la necesidad de que la candidata a presidenta de Cambiemos sea Vidal.

El radicalismo propone un fuerte volantazo en la coalición de gobierno. Preven un escenario electoral por demás adverso. Sostienen que Macri mide 17 puntos en Mendoza. Y en Jujuy el panorama es aún peor: apenas sobrepasa los 10 puntos.

Desde ahí surgen las palabras de Cornejo de ayer por la mañana. "No hay que descartar que Macri no sea el candidato", dijo el mendocino. Sus declaraciones son relevantes porque es la primera vez que un gobernador de Cambiemos se suma al operativo clamor que iniciaron intendentes del oficialismo y empresarios del Círculo Rojo.

Pero Cornejo no solo se quedó allí sino que también apuntó a Marcos Peña, principal sostén de la candidatura presidencial de Macri. "Tenemos que buscar un jefe de Gabinete que tenga el poder suficiente, que sea apoyado por el Congreso para las reformas que la economía necesita a partir del 10 de diciembre", dijo. (LPO)

Twitter.com/ApuntesSL

Nota relacionada: 

Carrió insultó a Massot, quien dijo que la diputada "está destruyendo todo"