Escrito en .

Pese a las medidas, el consumo masivo cayó 12%

En las PyMES, la caída de las ventas se profundizó al 18,6% interanual. Incluso en la canasta básica se notó el deterioro.

Pese a las medidas de Macri, el consumo masivo cayó 12% en agosto. No bastaron las medidas de Mauricio Macri para sostener el consumo luego de que el dólar se disparara 25,5% tras las PASO.

Agosto terminó con una caída del 11,9% en el segmento de bienes masivos y de hasta el 18,6% en los comercios pymes.

De acuerdo a las mediciones de la consultora especializada Focus Market en supermercados, la caída del 11,9% a nivel nacional se descompone en dos realidades bien diferenciadas entre la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, donde la baja se exacerbó hasta el 16,2% en relación con agosto del año pasado, y el interior del país, donde la caída fue del 10,3%.

Con este derrumbe de las ventas, se deshizo la gradual recuperación que se venía registrando en los meses previos.

"El mes de agosto terminó con una caída interanual de casi el 12% vs el año anterior y es un punto de inflexión donde se quiebra la desaceleración de las caídas que veníamos observando desde hace algunos meses. Esto deja el consumo en el acumulado del año en -10%", señaló Damián Di Pace, director de Focus Market.

La caída más acentuada se registró en el rubro de los productos de limpieza (-15,7%), seguida por la baja en las ventas de bebidas (-12,2%) y en alimentos (-11,05%). La menor merma se vio en los artículos de cuidado personal (-10,95%), en los que los consumidores destinaron solo el 8,9% de un ticket promedio. La amplia mayoría del consumo (59,2%) se destina a alimentos.

Desde luego, al interior de cada rubro, se observan comportamientos divergentes: el consumo de lácteos fue el que más cayó (-19,6%), en tanto que el de los bienes de la canasta básica se redujo 5,8% incluso si el gobierno bajó a 0% el IVA sobre los alimentos de esta canasta.

"Claramente la disrupción de las PASO produjo estas variaciones y hablan de un freno a las tendencias positivas que se venían observando. Esto incluye a la Canasta Básica que a partir de Agosto vuelve a mostrar una contracción de consumo y en donde a pesar de la baja del IVA en algunas categorías, se da una un incremento de precios de 58% frente al mismo mes del año anterior (prácticamente el mismo nivel de la variación de precios acumulada)", agregó Di Pace.

Si el consumo en supermercados una caída fue marcada, en los comercios pyme lo fue aún más. La medición de consumo de CAME, mostró un derrumbe de las ventas del 18,7% en el mes de agosto en la comparación con igual mes de un año atrás. En julio, esta caída se había reducido al 7,5%, lo que evidencia el fuerte deterioro tras las PASO.

Calzado y marroquinería (-22,3%) fue el rubro más golpeado, mientras que Alimento y bebidas (-15,1%) fue el que mejor performance tuvo. En tanto que en ferreterías, casas de electrodomésticos y celulares, en joyerías y relojería y también en bazares y regalerías, la caída superó el 20% interanual.

"Las ventas minoristas de agosto tuvieron muchas dificultades, sobre todo tras las PASO, que generaron incertidumbre en el sector y provocaron demoras en la entrega de solo el 37,4% de los pequeños y medianos comerciantes cree que la reactivación del consumo comenzará entre septiembre y diciembre, mientras que el resto lo espera a partir de 2020.

Twitter.com/ApuntesSL