Escrito en .

¿Movimiento Independentista Argentina del Centro?

Se trata de una iniciativa separatista de las provincias de la franja central donde ganó Juntos por el Cambio. Reclaman no aumentar retenciones. 

En los últimos días comenzó a tomar fuerza en las redes sociales y en grupos de WhatsApp un movimiento denominado "Argentina del Centro" integrado mayormente por productores rurales de las provincias donde ganó la fórmula Macri-Pichetto. 

El escrutinio definitivo confirmó la victoria de Juntos por el Cambio en Córdoba (61% a 29%), Mendoza (50% a 37%), Santa Fe (43% a 42%), Entre Ríos (44,4% a 44,3%), San Luis (45% a 41%) y el interior de la provincia de Buenos Aires. 

En los mapas que elaboraron los que impulsan esta suerte de movimiento "independentista" puede observarse a dichas provincias pintadas de amarillo representando a la franja central productiva y agroindustrial de la Argentina. 

A todo este territorio amarillo se le suma Capital Federal que, si bien no tiene campo, ganó por amplio margen Horacio Rodríguez Larreta. En cambio, la provincia de Buenos Aires, aparece pintada de celeste por la supremacía del conurbano sobre el interior. 

De todas maneras, algunos impulsores de "Argentina del Centro" se animan a plantear en las redes la separación del conurbano bonaerense y el interior productivo donde se impuso Juntos por el Cambio en gran parte de los distritos. 

"La región centro de Argentina trabaja en pos de un reconocimiento de la matriz productiva por sobre el aparato asistencialista. La zona centro, médula espinal del país, propone un cambio de raíz", reclama la carta fundacional del movimiento. 

"Los tiempos que se avecinan son complicados, pero siempre que llovió paró. No hay más discusión electoral los próximos meses y sí una reconstrucción social y económica del país", fomenta el documento de "Argentina del Centro". 

En este contexto, representantes del campo de las provincias de Córdoba y Santa Fe, salieron a rechazar públicamente un posible aumento de retenciones que podría implementar el gobierno entrante a partir del próximo 10 de diciembre. 

La Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) manifestó que "resulta doloroso con la rapidez que se piensa en recaudar más y no se tenga el mismo interés en asistir a la producción cuando enfrenta las inclemencias climáticas". 

Carsfe estimó que en los primeros seis meses de este año la provincia de Santa Fe tributó más de $ 54.000 millones. "Esta cifra se transfirió a las arcas nacionales y empobreció a la economía cotidiana del interior provincial", apuntaron. 

El Consejo de Entidades Empresarias de Santa Fe también se manifestó en esta línea. "En una coyuntura de inestabilidad de las variables macroeconómicas y de años de depresión del mercado interno, no es sustentable seguir creando tributos", indicaron. 

Las asociaciones empresarias solicitaron a los gobernantes nacionales, provinciales y municipales "no incrementar la presión tributaria sobre los sectores productivos y trabajar en la búsqueda de soluciones sustentables a los problemas". 

La Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), en tanto, opinó que "las retenciones constituyen el peor impuesto distorsivo que asfixia a las producciones generadoras de las divisas que nuestro país necesita". 

Cartez consideró que se debe implementar un sistema impositivo "progresivo y equitativo" que contemple el resultado económico de las diferentes actividades y permita una reducción gradual de la presión fiscal.  (LPO)

Twitter.com/ApuntesSL