Escrito en .

Proponen limitar salarios en los tres poderes del Estado

La iniciativa la presentó el diputado nacional de San Luis por la UCR, Alejandro Cacace, planteando equiparar los salarios del sector público y limitar los ingresos de los tres poderes a 10 haberes mínimos.

El proyecto se presentó en diciembre pasado, en el marco de la sanción de la Ley de Solidaridad, y se complementa con una campaña de adhesión de firmas a través de la plataforma change.org

"Hay que hacer una reestructuración profunda de los salarios públicos y establecer un límite. No puede ser que en una sociedad con tanta desigualdad sea el propio Estado el que promueva esa desigualdad", afirmó Cacace.

El diputado, además, catalogó de "escandaloso" el hecho que los jueces de la Corte Suprema no paguen ganancias.

“Hoy un Juez de la Corte Suprema, entre salario básico, antigüedad, y otros adicionales, estaría cobrando más de 700 mil pesos, es decir más de 40 salarios mínimos. Es relativamente cierto lo que dijo el Presidente Alberto Fernández de que ganaban cuatro veces lo que él mismo”, ejemplificó.

"Hoy un juez cobra arriba de $700 mil. Un jubilado de la Corte recibe el 82% móvil de ese sueldo sin hacer aportes. Esto produce indignación. Mientras se suspenden el régimen general, un juez gana más de 40 salarios mínimos", agregó.

A través de la plataforma más utilizada en las campañas de recolección de firmas, Cacace expresa que “el congelamiento de salarios de la política no alcanza. Necesitamos una ley de límites salariales en el sector público. Hoy el Estado tiene sueldos que son 40 salarios mínimos. Los jueces de la Corte Suprema cobran más de 700 mil pesos, el ministro de Relaciones Exteriores cobra 650 mil pesos, el Ejecutivo y los ministros 300 mil pesos; diputados y senadores también en el orden de los 240 mil pesos. Ni hablar de los beneficios que tienen los jueces de no pagar ganancias, y de que tienen el 82% móvil mientras que el resto de la población acceda a una jubilación de apenas el 40% del salario en actividad. Por otro lado, el salario mínimo vital y móvil está en 16.875 pesos. En una República que se precia de cuidar la igualdad entre los ciudadanos esa brecha es demasiado grande”. 

El gasto en empleo público en Argentina (12 puntos del PBI) es prácticamente el más alto de toda la región y por encima del promedio de todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD).  “Sólo una reforma integral puede enmendar esto. Necesitamos limitar y equiparar los salarios públicos. El servicio público debe ser visto como lo que es, una tarea en favor de los demás, y no como una oportunidad para hacer dinero”, enfatiza en su propuesta.

Finalmente concluye: “Por eso debemos limitar y equiparar los salarios en los tres poderes del Estado, y todos sus organismos, así como invitar a las provincias y municipios a legislar en el mismo sentido. No podemos desde el Estado fomentar la desigualdad”.

Twitter.com/ApuntesSL