Escrito en .

Odisea Austral: busca llegar a la Antártida en un velero

La travesía la lidera Nilo Navas, un sobreviviente del Crucero General Belgrano, que se propone la arriesgada aventura en una embarcación de 12 metros. Zarpó este lunes por la madrugada.

Llegar a la península antártica y recorrer bases argentinas y extranjeras es el objetivo del velero oceánico Galileo, que anoche abandonó el puerto de Ushuaia. Aunque en sus corazones, los cinco tripulantes esperan vivir sensaciones aún más fuertes que los datos que desde hoy comenzarán a llenar las páginas de la bitácora de la embarcación.

Acostumbrados a los desafíos, es la cuarta travesía que emprenderá el buque escuela de la Fundación Malvinas Argentinas. Cada una sumó una exigencia mayor para encarar la meta que buscan ahora. Ya recordaron al crucero General Belgrano en el sitio de su hundimiento. También llevaron libros a la biblioteca en la Isla de los Estados y unieron Bahía Blanca con Ushuaia, ida y vuelta.

El velero Galileo

Esta vez el proyecto Navegaciones Patagónicas Atlántico Sur se propone unir el continente americano y el antártico. “Hace 4 años que lo preparamos y creemos que tenemos todo proyectado de la mejor forma”, dije el patrón y armador del proyecto Nilo Navas, desde la capital de Tierra del Fuego, horas antes de zarpar. Finalmente lo hicieron a las 3,30 h de este lunes.

El primer gran desafío será cruzar los 1200 kilómetros de mar abierto del estrecho de Drake. “Creemos que nos llevará entre 4 y 5 días. Ahí la profundidad llega a ser de 3.000 metros y las olas pueden ser grandes”, anticipó Navas, sobreviviente del hundimiento del crucero Belgrano. En 7 días, si el tiempo acompaña, esperan estar en la Antártida.

Para lograrlo, será fundamental aprovechar la “ventana meteorológica” que se abre con el inicio de la semana. “Primero precisamos de la marea y el viento que nos saquen del puerto. Después, a cruzar el canal de Beagle y el estrecho de Le Maire”, describe el veterano de Guerra, vicepresidente del centro bahiense de ex combatientes.

Este fin de semana, en el estrecho, hubo vientos de hasta 20 nudos, unos 40 kilómetros por hora. “Hemos atravesado Le Maire con rachas de 60 a 70 KPH”, comparó Navas. Acota que en los próximos días, el rompehielos Almirante Irízar también aprovechará el buen tiempo para volver a la zona y continuar con su Campaña Antártica.

Una vez cruzado el Drake, el Galileo pondrá rumbo hacia el archipiélago de las Shetland del Sur, isla Decepción y luego tomará hacia la base Esperanza. “Ahí dejaremos libros en la escuela 38 Raúl Alfonsín que pertenece a Tierra del Fuego y es la más austral del país”, comentó Navas, que da clases de Economía en colegios de Bahía Blanca.

Luego el plan es alcanzar otras bases nacionales en el continente antártico. “Llevamos regalos y un mensaje de acompañamiento para los destinados allá. En su lugar, a mí me pondría muy contento ver que llega un buque con bandera argentina y que me vengan a visitar del continente”, expresó Navas, sobre lo que espera de los anfitriones.

Los aventureros

El capitán de navío Andrés Antonini será el comandante del velero y tendrá a Damián Galera como piloto navegante. Completan la tripulación, el patrón navegante Matías Míguez y el contramaestre Mario Monserrat. Ninguno de los cinco estuvo antes en la Antártida, donde también tienen previsto visitar bases extranjeras.

A lo largo de 2019, Antonini analizó la cartografía del continente antártico, en el Comando de Operaciones de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada en Puerto Belgrano. “Tiene una gran experiencia al mando de buques de guerra”, acotó Navas. Antonini, comodoro del Yacht Club de esa base naval, también se reunió con capitanes de otros veleros que acostumbrar navegar en la zona.

Durante todo el fin de semana, el Galileo, de 11,5 metros de eslora (largo) y 3,75 de manga (ancho) compartió muelle en Ushuaia con otros navíos que lo duplican en magnitud y realizan travesías turísticas en la región más austral del continente. “Vienen a preguntarnos sobre lo que vamos a hacer y quedan fascinados cuando les contamos”, dijo Navas.

Resaltó las charlas hasta la madrugada a bordo del Copérnico y su tripulación española, muy interesada en la versión argentina del conflicto por Malvinas. El viernes, Navas emitió en vivo desde allí su programa radial El Crucero General Belgrano Vive, con el que ganó un Martín Fierro Federal. “Dentro de dos semanas, vamos a hacer lo mismo, pero desde la Antártida”, adelantó confiado a su audiencia de la FM de las Américas en Bahía Blanca.

La tripulación del Galileo participó además este fin de semana de la procesión náutica con la imagen de la Virgen de Malvinas por el canal de Beagle. Es la misma que los acompañó en otros viajes y también llevarán a la Antártida. La travesía, que lleva como consigna ARA San Juan Presente, se podrá seguir al instante, vía satélite, en el sitio share.garmin.com/antartida con galileo como contraseña. (Clarín)

Twitter.com/ApuntesSL