INDIA: CINCO MUERTOS AL INCENDIARSE LA SEDE DEL MAYOR FABRICANTE DE VACUNAS DEL MUNDO

 

 

El siniestro se registró este jueves en el Serum Institute of India, el mayor fabricante de vacunas del mundo, según imágenes de la televisión local, aunque los medios indios aseguraron que la producción de vacunas no se veía afectada.

Las televisiones indias mostraban una enorme humareda gris sobre la sede del Serum Institute of India, en Pune (oeste), donde se producen en este momento millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Al menos cinco personas murieron y nueve fueron evacuadas. Sin embargo, según las cadenas, el incendio fue declarado en un sitio que está en obras, en los pisos superiores, apartado de las instalaciones donde se fabrican las vacunas.

No obstante el siniestro, la producción de las vacunas Covishield contra la Covid-19 no será afectada, afirmó a la agencia Press Trust of India el director general de la referida institución, Adar Poonawalla.

Covishield es una de las dos vacunas utilizadas por la India en la campaña nacional de inmunización contra el coronavirus SARS-CoV-2, que origina la pandemia de Covid-19.

El inmueble siniestrado está a un kilómetro de la unidad de fabricación de Covishield, que desarrolló la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca. En los pisos donde se produjo el fuego no había maquinaria ni instrumentos importantes, acotó la fuente.

El viceministro jefe de Maharashtra, Ajit Pawar, dijo que el gobierno estatal ordenó una investigación sobre el incendio, que fue controlado en dos horas por 15 camiones cisterna.

El jefe del servicio de bomberos local, Prashant Ranpise, dijo a Efe que recuperaron del lugar del incendio cinco cadáveres y otras nueve personas fueron rescatadas con vida.

«Desconocemos aún la causa del incendio. La operación de rescate continúa, pero hemos controlado el fuego», señaló.

India es el segundo país más afectado por el covid-19, después de Estados Unidos, con más de 10 millones de casos declarados, aunque su tasa de mortalidad es una de las más bajas del mundo.

A principios de enero, fueron aprobadas dos vacunas: la Covishield, desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford y producida por el Serum Institute of India; y la Covaxin, fabricada por la empresa local Bharat Biotech.

India inició el sábado una de las campañas de vacunación más ambiciosas del mundo, para inmunizar a 300 millones de personas hasta julio.

La semana pasada el SII distribuyó unas 5,6 millones de dosis hasta al menos doce localidades del país, como paso previo al inicio el pasado sábado de la campaña nacional de vacunación en la India contra la covid-19 en este país de 1.350 millones de habitantes.

Los incendios, derrumbes y otros accidentes similares son frecuentes en la India, a menudo debido al precario estado de las infraestructuras y a la falta de mantenimiento, factores alimentados por la corrupción y prácticas ilegales.

Según los últimos datos oficiales disponibles, en 2018 se registraron en la India 13.099 incendios en edificios gubernamentales, colegios, residencias y otros lugares, en los que 12.748 personas murieron y 777 resultaron heridas. (La Vanguardia / Prensa Latina)