La MAYOR PREOCUPACIÓN sigue siendo Villa Mercedes

El gobernador Alberto Rodríguez Saá informó que este viernes el Comité de Crisis de la provincia se trasladó a la segunda ciudad de la provincia para reunirse con gremios y algunos empresarios de industrias esenciales afectadas por casos positivos de coronavirus.

“Escuchando las preocupaciones de los sindicatos y empresarios y con nuestros protocolos buscaremos la mejor solución, cuidando la salud de los mercedinos y las mercedinas y también mirando la producción de una industria esencial”, expresó durante el reporte de este viernes el gobernador al referirse a las acciones que se intensificarán en la ciudad de Villa Mercedes, que durante la jornada sumó 44 nuevos positivos de coronavirus.

Aunque el mandatario no dio los nombres, se presume que los encuentros se realizaron con representantes de las empresas Marfrig (Quickfood) y Arcor (Bagley), donde en los últimos días se confirmaron casos que llevaron a los gremios a asumir distintas posturas. En el frigorífico el sindicato nada dijo en un principio y se permitió a la planta continuar operando, lo que ha llevado a pensar que se trató de un grosero error del Comité de Crisis, que detonó en un gran número de casos positivos de empleados y sus familias, cuya cifra total se guarda celosamente para no avivar la polémica.

En la fábrica de galletitas, en cambio, tanto el Sindicato de la Alimentación (STIA) como los delegados gremiales inmediatamente de confirmados dos casos dispusieron la no asistencia a los lugares de trabajo, que los afiliados cumplieron en su mayoría.

Rodríguez Saá destacó que hoy se registró la mayor cantidad de casos en la provincia, lo que indica que está subiendo la curva de contagios, por lo que “la mayor preocupación está centrada en la ciudad de Villa Mercedes, que se encuentra en la fase de aislamiento”.

Es por ello que el primer mandatario reiteró su pedido de “comprensión y cuidados; todas las salidas permitidas por los protocolos deben ser a la luz del sol y a los ojos de Dios”. Luego se despidió como lo hace habitualmente: “Fuerza San Luis”, aunque lo dijo con voz apagada y escasa convicción. Quizás, en la intimidad, temiendo lo que todos: que las cifras sigan subiendo …