Merlo: por FALLAS EN LOS FRENOS se registraron dos accidentes sin consecuencias mayores

En el primero de ellos, una familia de turistas se accidentó el martes aproximadamente a las 19 en el camino al filo, que une a Villa de Merlo con lo más alto de las sierras de los Comechingones.

En un Fiat Siena blanco viajaban un matrimonio con tres menores y en el descenso el vehículo tuvo un fallo de los frenos. El coche se cruzó de carril y terminó chocando contra un guarda rail, que evitó consecuencias mayores.

El siniestro vial fue en la zona del mirador de El Tala y los turistas en un primer momento fueron asistidos por otros automovilistas, hasta que al lugar llegaron bomberos voluntarios, personal del Sempro, Defensa Civil y tránsito.

Según se informó, uno de los menores sufrió una herida leve en la cabeza y fue asistido en el hospital Madre Catalina.

Según testigos, al tratarse de un descenso si el conductor no hubiera hecho esa maniobra podría haber caído al vacío con consecuencias trágicas.

OTRO SINIESTRO

En la villa turística se registró otro accidente, por la misma causa, al quedarse sin frenos un automóvil y quedar incrustado entre dos autos y una pirca

Ocurrió cerca de las 19 horas de este miércoles, en la zona alta de Merlo. A la altura de Avenida de los Césares al 2.200, en Rincón del Este, en una de las curvas y contra curvas cercanas al Balneario de ese barrio, un Peugeot 404 protagonizó un impactante choque que afortunadamente terminó solo con daños materiales.

Según informó a el jefe de Defensa Civil, Leonardo Orgoroso, el automovilista (37), oriundo de la villa, que viajaba junto a su pequeña hija, luego de notar el desperfecto en su vehículo mientras descendía, decidió tirarse hacia el lado izquierdo, donde había una vereda alta, para frenar su recorrido.

Lamentablemente, la maniobra no le funcionó y en el trayecto derribó un cesto de residuos, al que pasó por arriba. El auto finalizó su trayecto pocos metros más abajo, cuando chocó y quedó incrustado entre dos camionetas estacionadas – una Chery Tiggo y una Chevrolet Tracker- y una pirca de un complejo turístico. Ni él ni su hija sufrieron heridas.

La menor de edad viajaba en la silla para niños reglamentaria en el asiento trasero.

Bomberos, Tránsito municipal, Defensa Civil, Policía y personal del Sempro intervinieron en el siniestro que felizmente resultó en el susto y el lamento por las roturas de bienes propios y de terceros. (Infomerlo / El Corredor Noticias)