Planean producir muchas “Sophias” para acompañar durante la pandemia

Sophia es una robot bastante elocuente gracias a su sistema de inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas. Cuenta con numerosas expresiones faciales pero también tiene una cámara que permite tomar la temperatura, por lo que los responsables han asegurado que podría desempeñarse perfectamente para hacer más llevadera la soledad y la angustia creada por el COVID-19, sobre todo en aquellas personas que deben someterse al aislamiento.

La compañía hongkonesa Hanson Robotics anunció su plan de crear miles de robots durante 2021, pero no se trata de cualquier robot, sino de copias de la androide Sophia, especializada en comunicación y que causó polémica cuando afirmó que podría «destruir» a los humanos.

David Hanson, fundador y director ejecutivo de Hanson Robotics señaló que “hemos empezado a escalar la producción de Sophia para hacer cientos y miles de unidades y usarlas como base para muchos otros personajes”.

De acuerdo con la compañía, los robots como Sophia serán clave para acompañar a las personas mientras se encuentren en aislamiento forzado por la pandemia.

En sus propias palabras, “los robots sociales como yo podemos ayudar a cuidar de los enfermos o adultos mayores de muchas formas; puedo ayudar a que se comuniquen, suministrar terapias y proveer estimulación social, incluso en situaciones difíciles”.

Para Hanson, los robots como Sophia «emulan la forma humana, la figura y las interacciones, y pueden ser útiles en estos momentos en que las personas están terriblemente solas y aisladas socialmente. La gente tiene que estar aislada de los demás porque son peligrosos pero estos robots pueden mantener a las personas seguras y proveer la calidez humana, la conexión humana como una herramienta de telepresencia”.