POLÉMICA EN EL AJEDREZ MUNDIAL: CAMPEÓN RUSO DANIIL DUBOV SE NEGÓ A USAR BARBIJO Y PERDIÓ POR ABANDONO

La organización del torneo solicitó que el ajedrecista de 25 años usara la medida preventiva después de encontrar un caso positivo en su círculo íntimo, pero él se rehusó «por una cuestión de principios».

El ruso Daniil Dubov despertó un polémico debate en el mundo del ajedrez cuando se negó a jugar con barbijo su partida de la séptima ronda del torneo Tata Steel Master contra el neerlandés Anish Giri, y los organizadores se la dieron por perdida. Desde la pandemia del coronavirus, se trata de la primera partida en el histórico evento que un jugador perdió por incomparecencia.

Según informaron los organizadores del torneo, un miembro del círculo íntimo de Dubov dio positivo por Covid-19 en los días previos a su encuentro con Giri. El ruso había dado negativo en una prueba de escaneo rápido, pero el torneo solicitó que también se sometiera a una prueba PCR. Como los resultados recién llegarían la noche después del evento, los organizadores solicitaron que el jugador usara un barbijo para proteger a su oponente. Dubov se negó, lo que lo llevó a perder por abandono.

Jugador vigoroso y asertivo, tanto dentro como fuera del tablero, Dubov indicó que su negativa era una cuestión de principios, ya que había «un acuerdo previo de que no se requerirían máscaras» durante los juegos. El ruso no declaró su abandono, sino que se limitó a ausentarse del encuentro. Luego de caminar casualmente alrededor del tablero por unos minutos, Giri (quien apareció con su propio barbijo) registró una victoria y avanzó de categoría.

Dubov se encontró recientemente en medio de otra controversia, ya que enfrentó críticas en Rusia después de trabajar como segundo del campeón mundial de ajedrez, Magnus Carlsen, en el Campeonato Mundial 2021, a pesar de que el rival de Carlsen también era ruso.

El neerlandés Anish Giri, esperando a su oponente en el torneo Tata Steel.

Tras la notoria ausencia de Dubov, Twitter explotó con comentarios sobre la decisión de Dubov y si se tomó para proteger a su oponente o porque usar una máscara no le sienta bien. Mientras algunos fanáticos del deporte apoyaron la decisión del ruso, argumentando que jugar con el barbijo sería «incómodo» y podría «afectar su desempeño», otros lo criticaron recordando que las mascarillas tienen como objetivo proteger no solo al oponente, sino al mismo jugador y todos los presentes.

Por otra parte, el torneo continúa: disputadas seis de las trece rondas, el noruego Magnus Carlsen ocupa la primera posición, empatado a 4 puntos con el indio Santosh Vidit y el azerbaiyano Shakhriyar Mamedyarov. El torneo, en el que Carlsen aspira a un octavo título, terminará el 30 de enero.