Un empresario se bajó el sueldo para repartirlo entre sus empleados y su decisión fue un éxito

No, no ocurrió en Argentina, si ésa era su esperanza, sino en EE.UU. Se trata de Dan Price, CEO de Gravity Payments. En 2015, redujo su salario anual de un millón de dólares en un 93%, para que sus empleados no ganen menos de 70 mil al año.

Hace seis años, el fundador y director ejecutivo de la compañía estadounidense Gravity Payments, Dan Price, hizo una movida que el mundo empresarial consideró cuanto menos riesgosa: redujo su propio salario para aumentar el de sus empleados y el tiempo le dio la razón: obtuvo excelentes resultados y ahora insta a que otros hagan lo mismo.

En una entrevista que le concedió a CBS News, reveló que su política no cambió y sus empleados siguen teniendo los mismos beneficios.

En contraposición con muchas de las críticas que recibió, la firma de procesamiento de pagos prosperó e incluso triplicó su fuerza laboral, mientras que la tasa de rotación de personal se redujo a la mitad.

Si bien al comienzo Price tuvo que adaptar su estilo de vida, e incluso vender una segunda casa que tenía y recurrir a sus ahorros, ahora afirma que no necesita de tanto dinero para vivir y comprobó los beneficios que esto trajo para su empresa, como por ejemplo tener empleados muy leales.

Price recuerda que cuando comenzó la pandemia del coronavirus, la empresa, con sede en Seattle, pasó por un momento difícil al perder un 55% de sus ingresos. Sin embargo, su equipo aceptó voluntariamente un recorte salarial temporal, lo que les permitió seguir adelante y al mejorar la situación fueron compensados.

Ante los buenos resultados, Price insta a que otras compañías hagan lo mismo, aunque lamenta que ninguna gran corporación haya tomado esa iniciativa.

Los trabajadores están tan a gusto en Gravity Payments que, a modo de agradecimiento le regalaron a Price un auto Tesla modelo S. «Mis empleados hicieron por mí mucho más de lo que yo podría hacer por ellos», concluyó el empresario.