24 abril, 2024

UN NENE DE 8 AÑOS LLAMÓ A LA POLICÍA PARA PEDIR AUXILIO PORQUE SU MADRE Y SU PADRASTRO LO GOLPEABAN

Un llamado a la línea de emergencias policiales 101 de la provincia de La Pampa sorprendió a los operadores de turno el sábado por la noche: del otro lado del teléfono, un niño pedía auxilio porque su madre y su padrastro lo estaban golpeando en la vivienda que los tres compartían en el barrio Zona Norte de la ciudad de Santa Rosa.

De inmediato, personal de la seccional Segunda de la policía de La Pampa se dirigió al lugar. Al llegar, los agentes encontraron al chico junto a su abuela, quien explicó que había quedado al cuidado del menor después de que su hija y la pareja de la mujer le pegaran al pequeño.

Según detallaron medios locales, la madre de la víctima estaba alcoholizada. En ese estado mostró una actitud hostil hacia los agentes y los quiso agredir, mientras que su pareja, un ex policía, intentó escapar sin éxito. Ambos fueron detenidos y en la mañana del lunes les dictaron la prisión preventiva por el término de 15 días, en una audiencia encabezada por la jueza de Control Marisol Rodríguez.

La investigación de los hechos está en manos de la fiscal Cecilia Martini, quien imputó a los acusados por los delitos de lesiones leves y amenazas agravadas por el vínculo. Mientras tanto, el menor fue puesto a resguardo. Tras la intervención de la Dirección de Niñez y Adolescencia del gobierno pampeano, quedó junto a su abuela materna.

Rodrigo Lofvall, el director de ese organismo, indicó a El Diario de La Pampa que, a partir de la detención de la pareja, “no hubo que tomar medidas extremas, como el retiro del niño del medio familiar”. También dijo que se decidió que quedase al cuidado de su abuela para permitirle la continuidad escolar, la sociabilidad con sus amigos y su actividad cotidiana.

“Siempre tratamos de no tomar medidas extremas que lo saquen de su centro de vida. No está en otra localidad y la idea es garantizar que siga con su vida cotidiana”, explicó.

El funcionario destacó el accionar de las partes que intervinieron en el caso. “Se actuó prontamente, las personas quedaron detenidas y él quedó al resguardo de un familiar”, dijo. Por otra parte, mencionó, aunque sin dar más detalles, que el grupo familiar de la víctima ya estaba en la órbita de las autoridades desde 2014 por situaciones de vulnerabilidad.

¿Qué sucederá con el niño cuando el padrastro y su madre recuperen la libertad? “Vamos a seguir interviniendo y tomando decisiones. Estos padres quedarán en libertad en algún momento, depende de la Justicia, y ahí se valorará si este niño puede retornar al grupo familiar. En principio, está claro que ahora no”, respondió Lofvall.

El hecho trajo el recuerdo del doloroso caso de Lucio Dupuy.

El episodio cobró notoriedad en La Pampa y rápidamente trajo a recuerdo el caso de Lucio Dupuy, el nene de 5 años que fue asesinado a golpes por su madre y la pareja de la mujer, a quienes se las condenó a prisión perpetua. Este aberrante hecho dio pie a la Ley Lucio, que el Senado de la Nación aprobó por unanimidad a mediados de abril pasado.

La normativa busca prevenir las violencias y abusos en la infancia. Plantea capacitaciones continuas y obligatorias, campañas de concientización y mayor presupuesto para luchar contra la violencia en perjuicio de los niños.

En su articulado se crea el Plan Federal de Capacitación de carácter continuo, permanente y obligatorio en Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (NNyA) —plan que le da nombre a la ley— dirigido a todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La capacitación prevista puede extenderse a administraciones provinciales y municipales y organizaciones sociales, deportivas, recreativas y culturales.

About Author