22 abril, 2024

CONGRESO MISIONERO NACIONAL: YA HAY APROXIMADAMENTE 900 INSCRIPTOS

Así lo aseguró Javier Aguiar, responsable de Comunicación y Prensa del Obispado de San Luis, en torno del VI Congreso Misionero Nacional (Comina6) que se realizará los días 13, 14 y 15 de octubre en la diócesis de San Luis, lo cual constituye un acontecimiento de gran relevancia para la Iglesia Argentina y la comunidad católica en general.

En ese marco, el obispo anfitrión, monseñor Gabriel Barba, junto con los cuatro obispos que pertenecen a la Comisión Episcopal de las Misiones de la Conferencia Episcopal Argentina, brindaron una conferencia de prensa el viernes y dieron detalles sobre esta jornada.

Con el lema “Argentina, con la fuerza del Espíritu, testigos de Cristo”, el congreso busca tanto animar la conciencia misionera como convocar y fortalecer el servicio de los equipos de animación misionera de las distintas diócesis.

Monseñor Alejandro Giorgi, obispo auxiliar de Buenos Aires y miembro de la Comisión de Misiones, adelantó que se trata de un “congreso de animación”, en consonancia con lo que va a ser el 6° Congreso Americano Misionero (CAM6) que se llevará a cabo en noviembre del 2024 en Puerto Rico.

En ese sentido, explicó que “el envío misionero tiene dos objetivos: por un lado, que cada bautizado es misionero en su propio ámbito y, por otro, un objetivo concreto que es la misión ad gentes”.

Como Iglesia argentina, el compromiso con la misión interna tiene que ver con los barrios populares, mientras que la misión más allá de las fronteras se ve plasmada actualmente en una misión en la Amazonia peruana, que hoy llevan a cabo cinco misioneros.

Monseñor Fernando Croxatto, obispo de Neuquén, indicó que “una de las tareas de la Comisión de Misiones es sostener la misión universal de la Iglesia de llevar la Palabra del Señor más allá de las fronteras”.

“Esto es lo que se trata de incentivar. La idea es llevar esta Buena Nueva del Señor, esta alegría del Evangelio a todos los que no la han escuchado nunca. Se trata de renovar ese espíritu de salida y desde allí poder motivar esa salida en los corazones, más allá de las fronteras”, expresó.

“El congreso tiene la tarea de animar, sostener y ayudar a despertar esa vocación misionera de la Iglesia internamente y más allá de las fronteras”, resumió.

El obispo anfitrión, monseñor Barba, también insistió en esta dimensión de la Iglesia en salida: “La misión tiene que ver con este espíritu de actualizar y fortalecer, de acuerdo a cada necesidad, una Iglesia que salga al encuentro”.

Por su parte, el obispo de Cafayate, monseñor Darío Rubén Quintana OAR, destacó que “todos somos misioneros”, y animó a “trabajar y entusiasmarnos juntos en la misión de Jesús, y llevarlo a los demás”.

A su vez, detalló el cronograma de actividades, que comenzarán temprano el viernes 13 en el colegio Don Bosco, con ponencias a través de dinámicas y distintos recursos. Por la tarde, un religioso dictará la ponencia “Serán mis testigos”. La jornada concluirá con una misa.

El sábado, se realizarán talleres específicos entre los que los congresistas tendrán la posibilidad de elegir. Por la tarde, habrá ponencias y trabajos en grupo. Para finalizar el día, se celebrará la Eucaristía “dando gracias a Dios por la jornada, que estimamos será muy rica”, y se hará el tradicional fogón “donde compartimos la alegría de estar juntos”.

El domingo habrá una marcha misionera a la catedral de la Inmaculada Concepción, donde se celebrará una misa de acción de gracias y envío, reforzando el mandato misionero de Jesús.

Los niños también tendrán un espacio dentro del congreso, para que puedan vivir esta dimensión misionera desde pequeños. Habrá otro espacio para los catequistas de la diócesis y talleres específicos para el trabajo con los enfermos y los ancianos.

Hasta el momento, hay inscriptos más de 900 personas de 60 diócesis de la Argentina y 15 obispos, y se espera que la participación ascienda a un total de 1.000 congresistas.

En ese sentido, monseñor Quintana destacó la generosidad de las familias anfitrionas: “Valoramos y agradecemos a las familias que reciben a los misioneros. Se transforman ellas mismas en generadoras de donación”, sostuvo.

Monseñor Vicente Bokalic Iglic CM, obispo de Santiago del Estero, señaló que “cuesta a veces encontrar sedes”, por lo que agradeció la generosidad de monseñor Barba y la diócesis de San Luis.

A su vez, llamó a “renovar nuestra fe y la fe de las comunidades”, y dijo que “la idea es fortalecer los equipos diocesanos de misión para que animen esta dimensión misional en todas las comunidades”, al tiempo que animó a “ayudar a las familias a vivir la fe en estos tiempos desafiantes porque -aseguró- hay gente que espera el mensaje”.

Claudio Navarro, coordinador general del congreso y director de las Obras Misionales Pontificias en San Luis, expresó: “Estamos necesitando alojamientos. Las familias que puedan acercarse a la comunidad parroquial para ofrecer uno o dos lugares van a ser muy bienvenidas. Llamamos a la buena voluntad y disponibilidad de los puntanos para que puedan recibir a los sacerdotes y misioneros”.

Concluida la conferencia de prensa, los prelados rezaron el Ángelus desde la capilla del obispado de San Luis y pidieron, de manera especial, por el próximo Congreso Misionero Nacional.

El responsable de la Oficina de Comunicación y Prensa del Obispado de San Luis, Javier Aguiar, dialogó con Apuntes de San Luis, ofreció detalles del Sexto Congreso Misionero Nacional y pidió la colaboración de los villamercedinos que puedan alojar congresistas.

About Author