24 abril, 2024

DIA DE EMOCIONES, EN LA REAPERTURA DEL COLEGIO NACIONAL

Luego de un intenso trabajo de remodelación y recuperación del histórico edificio, el Colegio Nacional “Juan Esteban Pedernera” reabrió sus puertas este lunes a primera hora, para recibir nuevamente a la comunidad educativa.

El fenómeno climático que se produjo el pasado 26 de enero y que destruyó buena parte de las históricas instalaciones, ya es solo un mal recuerdo. En aquel entonces, a la par de disponerse los arreglos, hubo que prever una nueva locación en el inicio del ciclo lectivo.

Fue así como después de algunas polémicas, el municipio intermedió para que se pudieran alquilar las antiguas oficinas de Edesal, en Calle España, donde también funcionaran durante algunos años las aulas de la UNViMe.

Luego de casi ocho meses en “instalaciones prestadas”, la semana pasada concluyeron los trabajos y el Municipio colaboró con la comunidad educativa para el traslado de los muebles, aprovechando el receso por los festejos del Día del Estudiante.

Entre las refacciones que se realizaron junto al Gobierno Provincial, se destacan las 25 aulas a las que volverán a concurrir los cientos de adolescentes, como también los sectores de sanitarios.

El intendente municipal Maximiliano Frontera y otros funcionarios participaron este lunes por la mañana del acto de izamiento de la Enseña Patria, que tuvo lugar a las 7:30, en medio de la emoción de alumnos, docentes y padres.

BIENVENIDA

La vicedirectora del establecimiento, Patricia del Bosco, dio la bienvenida a alumnos, docentes y no docentes, agradeciendo la presencia del intendente Maximiliano Frontera y funcionarios municipales, quienes acompañaron en el proceso que atravesó la institución a lo largo del año.

“Hoy es un día muy feliz para todos los que integramos esta comunidad educativa, pues luego de tanta espera ya estamos de nuevo en nuestra casa”, sostuvo Del Bosco, quien destacó: “Dadas las situaciones en que se dictaron las clases e estos meses, no tuvimos la oportunidad de realizar el ritual cotidiano de izar la Bandera, algo tan necesario que hace a la tradición y a las emociones, por lo que ver elevarse nuevamente al Pabellón Nacional en nuestro mástil fue algo muy especial”.

Son alrededor de 1300 adolescentes los que concurren al “Juan Esteban Pedernera”, divididos en tres turnos. “Con ellos hoy retomamos el último tramo del ciclo lectivo, dando vuelta la hoja y dejando atrás los difíciles momentos para mirar hacia adelante”, concluyó la docente.

A partir de hoy, el Colegio Nacional seguirá escribiendo sus mejores páginas en el histórico edificio de Avenida Mitre.

About Author