22 mayo, 2024

PRÓRROGA DE DETENCIÓN PARA LA JOVEN ACUSADA DE HOMICIDIO

El juez de Garantías N° 2 de la ciudad de San Luis, Ariel Parrillis, concedió los ocho días de prórroga solicitados por la defensa de Yris Garay, acusada de causar la muerte de su pareja, Brandon Bustos, luego de rociarle combustible y prenderlo fuego. La Fiscalía calificó el hecho como homicidio doblemente calificado por el vínculo y por el ensañamiento, y solicitó que se le dicte la prisión preventiva a la imputada de 23 años.

El pedido de las defensoras, Nadia Agúndez y Eva Morel, ambas de la Defensoría en lo Penal N° 2 de la Primera Circunscripción, se realizó en el marco de la audiencia de formulación de cargos desarrollada este viernes en la Sala de Oralidad N° 2 de Tribunales. La mujer se abstuvo de declarar y continuará detenida en una comisaría.

La solicitud está amparada en el artículo 40 de la Constitución Provincial que establece que la persona imputada “puede pedir por escrito, después de la indagatoria y antes de la resolución judicial, la prórroga de su detención por un plazo máximo de ocho días si estima que ello favorece a su defensa”.

Parrillis hizo lugar a la petición de la defensa y fijó la continuidad de la imputación de cargos para el domingo 29 de octubre al mediodía, veinticuatro horas después del cese de la prórroga otorgada. En esa audiencia, el juez deberá resolver lo peticionado por el fiscal N° 3, Esteban Roche, respecto a la privación de la libertad de la acusada por un plazo de 120 días.

UNA PRESUNTA DISCUSIÓN POR EL USO DE LA MOTO

En su formalización de la investigación penal preparatoria, Roche narró que Garay y Bustos eran pareja desde el 2020 y tenían un hijo de un año y dos meses. El 17 de octubre de 2023, cerca de las 23 horas, en la casa 5 de la manzana J del barrio 1º de Mayo, al oeste de la capital puntana, comienza una discusión entre la imputada y la víctima porque el hombre se quiso ir en moto a su trabajo.

“Garay no lo dejaba salir y buscó una botella de tres litros para sacarle la nafta a la moto Honda 150. Mientras seguían discutiendo, ella lo rocía a Bustos en la zona de la cara y con un encendedor lo prende fuego. Brandon intenta salir, pero la mujer tampoco lo deja. Pasados unos minutos logra salir y es auxiliado por un tío de la imputada. El hombre relató que vio una bola de fuego, vio que era Brandon, intentó ayudarlo, le tiró agua y luego lo llevó al Hospital del Oeste”, explicó el fiscal.

El joven luego fue derivado al Hospital Carrillo donde ingresó con más del 50 por ciento del cuerpo quemado y fallas multiorgánicas. Diecisiete horas después del hecho, Bustos fallece. La autopsia realizada por la forense del Poder Judicial, Marcela Gómez, determinó que la víctima tenía quemaduras en la zona de la cabeza, torso, espalda, tráquea y pulmón.

PEDIDO DE PRISIÓN PREVENTIVA

El representante de la Fiscalía dijo que es necesario el dictado de la prisión preventiva que implique la sujeción de la imputada al proceso, como así también cautelar la investigación. Roche argumentó que hay elementos de convicción suficientes en cuanto al hecho y la participación de Garay, y que existe el riesgo procesal de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga.

“Estamos ante un hecho que presenta una violencia inusitada y cuya pena en expectativa es la máxima que prevé el Código Penal y es lógico pensar que la imputada no va a querer someterse al proceso siendo que si recae una condena será efectiva. Es importante remarcar la solidez de la imputación y la calidad de la prueba que esta Fiscalía ha reunido hasta el momento, y aunque estamos en el inicio de la causa no deja de ser un delito intrafamiliar ante el cual es clara la influencia que puede ejercer la libertad de la imputada sobre los testigos que tienen que declarar”, explicó Roche.

Muchos de esos testigos son familiares directos tanto de Garay como de Bustos. Una de esas personas es el tío de la imputada, que vive al fondo de la casa donde ocurrieron los hechos y vio a Bustos prendido fuego y luego lo llevó hasta el Hospital del Oeste para que lo asistan.

 

 

 

About Author