23 febrero, 2024

LOS 10 GOBERNADORES DE JXC SE COMPROMETIERON A GARANTIZAR GOBERNABILIDAD Y PIDEN COMPENSACIÓN POR GANANCIAS

Los 10 gobernadores de Juntos por el Cambio (JxC) se reunieron este miércoles al mediodía en la Casa de Mendoza, en la Ciudad de Buenos Aires, para analizar el panorama político y unificar posturas luego del triunfo de Javier Milei en el balotaje.

Se comprometieron a “garantizar la gobernabilidad” del próximo Presidente y prometieron actuar con “responsabilidad institucional”, aunque al mismo tiempo exigieron una compensación “urgente” sobre la decisión que había tomado el ministro de Economía, Sergio Massa, respecto a la quita del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

En el encuentro, que comenzó minutos después de las 13 y se extendió por cerca de dos horas, participaron el anfitrión Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Ignacio Torres (Chubut), Carlos Sadir (Jujuy) acompañado por Gerardo Morales – mandatario saliente -, Leandro Zdero (Chaco), Marcelo Orrego (San Juan), Jorge Macri (CABA), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), y Claudio Poggi (San Luis). Pese a los rumores que circularon en la previa, no participaron en la reunión ni Milei ni ningún emisario de su equipo.

Guillermo Francos, quien asumirá como ministro del Interior en el gabinete del presidente electo, ya se reunió individualmente con algunos de los dirigentes de distintos distritos. Fueron reuniones privadas, con estricta reserva, durante el proceso electoral. De todos modos, aún no definieron si se reunirán con el Presidente electo. De ahora en más, será el Jefe de Estado quien los convoque -o no-, por una cuestión institucionalidad. Un gobernador puede pedirle una audiencia al Presidente, pero es éste quien la concede y fija los plazos en virtud de su agenda. En ese sentido, no se descarta que exista un encuentro con el Jefe de Estado electo en los próximos días.

Los 10 gobernadores de JxC buscan consolidar un polo de poder que tome las riendas del liderazgo de la oposición y tiendan puentes para reconvertir a la coalición, tras la ruptura luego de las elecciones. El encuentro funcionó como escenario para garantizar una foto política que les permita marcar la cancha y mostrarse concertados de cara a la nueva Presidencia del libertario.

Los gobernadores conocen que Milei no tiene respaldo legislativo suficiente para imponer su agenda en el Congreso y avanzar hacia las reformas que pretende implementar. Antes de la reunión, los mandatarios concedieron declaraciones a la prensa y dieron indicios en ese sentido, aunque aclararon que consenso implica diálogo.

“Juntos por el Cambio se está reconvirtiendo y los 10 gobernadores son una genuina representación de eso y queremos contribuir con el país interactuando con el futuro gobierno nacional”, expresó Cornejo al ingresar a la reunión. “Argentina tiene necesidades de reformas económicas fuertes”, agregó el gobernador electo y, de inmediato, aclaró: “Pero las reformas tienen que tener consenso político y el consenso hay que construirlo y conversarlo”.

En esa línea, Maximiliano Pullaro, su par radical santafesino, explicó que el objetivo de la reunión era apostar a “ponernos de acuerdo en una mirada institucional y acompañar los cambios que los argentinos eligieron”. Respecto a un posible cónclave con Milei, sostuvo que no está previsto, pero señaló: “Si somos convocados por el Presidente, por supuesto que vamos a estar”.

GANANCIAS, EJE DE LA PREOCUPACIÓN

Milei sabe que cuenta con una herramienta clave para negociar con los gobernadores y es, centralmente, la ley que impulsó Sergio Massa para reformar el Impuesto a las Ganancias y eximir del pago de ese tributo a los trabajadores alcanzados por la cuarta categoría. Se trata de un impuesto coparticipable y que, en consecuencia, la modificación afectó a las arcas provinciales.

Los mandatarios pretenden que Milei revea la situación o, bien, que disponga algún tipo de compensación para suplir la pérdida que padecieron producto de esa medida que implementó el Gobierno saliente. Del mismo modo, planean discutir en general una especie de nuevo pacto fiscal y el uso que hará el flamante Jefe de Estado de recursos como los Aportes del Tesoro Nacional, que son discrecionales.

Los gobernadores evalúan que la nueva etapa implicará también un cambio en el federalismo fiscal. Milei anticipó que planea hacer un fuerte ajuste fiscal, de cerca de 15% del Producto Interno Bruto. “Suscribimos el pedido de los gobernadores del Norte Grande para que el actual mandatario en ejercicio, Alberto Fernández, firme un decreto de manera urgente compensando parcialmente esa detracción de fondos coparticipables”, señala el comunicado en relación a la modificación del Impuesto a las Ganancias. En esa línea, Torres de Chubut cuestionó: “El proyecto de Ganancias fue una agenda de campaña que afecta a las provincias”.

A su vez, el chubutense dejó en claro que la coalición tendrá un doble juego en el que articulará gobernabilidad cuando estén de acuerdo con la forma y el fondo de las reformas. Al mismo tiempo, serán contra peso cuando haya matices. “El volumen parlamentario nos da volumen para acompañar medidas y también músculo político para poner frente cuando haya cosas que no sean buenas para el pueblo argentino”

“Nuestro papel hoy es contribuir al cambio y apostar a JxC para interactuar desde ahí con el nuevo Gobierno nacional”, expresó a su turno Cornejo. El mendocino y Torres fueron los voceros de la reunión que se extendió por más de tres horas.

RUMORES DE UN CÓNCLAVE CON MILEI

Los gobernadores no se reunieron aún no Milei, aunque se manifestaron a disposición de tener un encuentro toda vez que el Presidente los convoque. Lo que sí es un hecho es que el 10 de diciembre todos estarán presentes en la asunción presidencial, cuya ceremonia se desarrollará en el Congreso de la Nación.

 

 

 

 

About Author