27 febrero, 2024

CLAUDIO POGGI ASUME LA GOBERNACIÓN DE SAN LUIS, EN MEDIO DE UNA NOTABLE EXPECTATIVA

Ocho años después de concluir su primer mandato, Claudio Poggi jurará este domingo ante la Asamblea Legislativa como gobernador de la provincia. Será a las 9:30 en el recinto de la Cámara de Diputados, donde pronunciará el primer discurso en el que delineará los principales ejes de su gestión.

Como se preveía, el gobernador saliente no participará de la ceremonia de traspaso. La Agencia de Noticias San Luis informó este sábado escuetamente:

– “El gobernador Alberto Rodríguez Saá firmó el acta de conclusión de su mandato. Dando cumplimiento al artículo Nº 152 de la Constitución Provincial, el primer mandatario puntano rubricó el acta Nº417, definiendo así -como había dicho en anteriores oportunidades- la extensión de su gestión hasta las 23:59 de este sábado 9 de diciembre. A partir de las 00:00, el presidente provisional del Senador, Sergio Moreyra, asume la titularidad del Ejecutivo provincial hasta tanto tome real posesión y efectivo cargo de gobernador el CPN Claudio Poggi”. 

Tras cumplir esta actividad, el flamante mandatario se dirigirá a Terrazas del Portezuelo, donde tomará juramento a los nuevos ministros y secretarios de estado.

Claudio Poggi vuelve a conducir San Luis en un contexto diametralmente opuesto a cuando se fue como diputado nacional, en 2015.

Aquella vez, emergía como la alternativa “bendecida” por los Rodríguez Saá, en una provincia que se mostraba consolidada en sus cuentas públicas, con fondo anticrisis y sin sobresaltos en el horizonte. Aún sobresalía el slogan “San Luis otro país”.

Esta vez llega por mérito propio, luego de un largo derrotero que lo llevó a renunciar al PJ, formar su propio espacio político y enfrentar varias batallas electorales, en las que salió airoso en casi todas. La última, con el 52% de respaldo, le permite retomar las riendas de la provincia.

Ya no tiene a sus históricos tutores, más allá que uno se terminó aliando (Adolfo). Esta vez no le impusieron nombres y tampoco hará nada que no sienta o crea. Lo que haga no dependerá de otros, sino de su propio criterio y sabiduría.

Sabe, no obstante, que el contexto económico y social que hereda dista mucho de aquél San Luis. Sus principales preocupaciones son el aumento de los índices de pobreza, la inseguridad, la sobredependencia del empleo público ante la parálisis del sector privado, el avance del narcotráfico, entre otros.

Sabe, también, que debe enfrentar el crónico déficit habitacional acumulado en los últimos años, sin descuidar la salud, la educación y las políticas sociales. Todo ello, en un marco de ajuste nacional que aplicará el presidente electo Javier Milei y que impactará en las arcas provinciales, cuyos ingresos dependen en un 80% de los recursos federales de coparticipación.

La situación económica no será la única dificultad a la que deba ponerle el pecho. Tiene por el momento minoría en las dos cámaras legislativas, un Superior Tribunal de Justicia designado por su archienemigo, al igual que el Procurador de la provincia, el Defensor del Pueblo, obras millonarias ya licitadas y adjudicadas, una carga salarial más que pesada a partir de los últimos aumentos y un déficit en las cuentas públicas que como buen contador por momentos le quita el sueño.

Como en los seis meses que transcurrieron desde el 11 de junio nunca pudo hacer una transición ordenada, tampoco conoce con certeza el estado de la administración. Ni él ni sus funcionarios. Por esa razón, los primeros días serán de estudio, como el primer round en el boxeo, para luego recabar información y brindar un informe de cara a la sociedad.

Según informa el sitio El Chorrillero, algunas medidas que anunciará son las siguientes:

El 16 de diciembre conformará el Consejo Social provincial. Ámbito para el flagelo de la emergencia social y alimentaria que afecta a San Luis y la creación del Consejo Productivo provincial. Foro que incluye a los distintos sectores de la actividad privada para impulsar la generación de fuentes de trabajo.

  • La creación de jardines maternales como una forma de contención e inversión en la primera infancia. Esto también permitirá que los padres puedan salir a trabajar.

  • Una fuerte política habitacional donde las primeras 500 casas estarán dirigidas para quienes habían pagado cuotas en 2011.

  • La reducción de la planta de funcionarios, que ya fue ratificada este jueves cuando comunicó quienes integrarán su gabinete.

  • Anulación de los 53 cargos de $800 mil creados en la Legislatura a instancias de Rodríguez Saá para nombrar a funcionarios, legisladores y asesores salientes.

  • En las últimas horas se supo que enviaría un proyecto de ley para dejar sin efecto las últimas decisiones en la Universidad de La Punta.

Queda ver qué hará el Senado, donde Poggi tiene minoría, con las vergonzantes y onerosas designaciones que ha hecho la mayoría oficialista del vicegobernador y de senadores salientes y sus familiares, que implica un costo cercano a los 300 millones de pesos anuales.

Más allá de todas las dificultades antes marcadas, el arribo de Claudio Poggi  inaugura una nueva etapa, esperanzadora en muchos sentidos. Atrás quedan 40 años de un mismo régimen político que él conoce muy bien, por haberlo integrado desde sus inicios.

 

NOTICIA RELACIONADA:

 

 

 

About Author