19 junio, 2024

LA OPOSICIÓN SE REPARTIÓ ENTRE BUENOS DESEOS Y CRÍTICAS HACIA MILEI TRAS SU ASUNCIÓN PRESIDENCIAL

Diputados peronistas y de izquierda subrayaron sus desacuerdos, mientras que desde el radicalismo se mostraron más contemplativos y expectantes.

La nueva oposición, que reúne voces tan disímiles como la izquierda, Unión por la Patria, el radicalismo y el PRO, conjugó expresiones de buenos deseos a la gestión entrante de Javier Milei como críticas por el contenido de su primer discurso como presidente.

La ex diputada del Interbloque Federal Graciela Camaño sostuvo que Milei “se recibió de casta” por “su capricho de hablar afuera” del recinto, en las escalinatas del Palacio Legislativo.

A su entender, la “sobreactuación” del líder de La Libertad Avanza “le costó al Estado (léase: contribuyentes) muchos pesos en ceremonial y seguridad”.

“Lo austero era hablar adentro y empezar a mostrar gestión. Buena suerte…”, completó la peronista no kirchnerista.

En tanto, la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman señaló que “en los paneles de TV (Milei) se mostraba disruptivo”, pero “ahora es un ajustador clásico, hecho y derecho”.

El embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, criticó la utilización indiscriminada de la palabra “libertad” en el discurso y la narrativa liberal.

Con una visión completamente diferente, y con cierta cuota de optimismo, el presidente del bloque de la UCR, Rodrigo De Loredo, celebró que este domingo “se va uno de los peores gobiernos de la historia y se abre la oportunidad de dejar atrás un modelo que nos llevó al atraso”.

“Desde la sensatez vamos a contribuir para que el gobierno de Javier Milei pueda llevar adelante las reformas necesarias que requiera su gobierno para lograr la tan ansiada estabilidad y recuperación económica”, se comprometió el cordobés radical.

También destacó que “el discurso presidencial pone sobre la mesa con dureza la realidad argentina y los tiempos aún más difíciles que se vienen”.

“Seremos prudentes y aguardaremos las medidas concretas y los trazos finos de las políticas con las que quiere avanzar el Presidente desde el rol que nos confió la ciudadanía, que no nos eligió para gobernar pero que sí espera de nosotros un accionar cooperativo y responsable con el gobierno entrante”, completó De Loredo.

El vicepresidente segundo de la Cámara baja, Julio Cobos, les deseo a Milei y a la nueva vicepresidenta, Victoria Villarruel, “el mayor de los éxitos en su gestión porque de eso depende la mejora en la vida de millones de ciudadanos”.

“Esperamos en el Congreso de la Nación, los proyectos de leyes que envíe el Poder Ejecutivo. Es fundamental dar gobernabilidad, preservando el bienestar de la gente”, sumó el mendocino.

Parado en un lugar mucho más cercano al oficialismo, el diputado nacional del PRO Fernando Iglesias indicó su adhesión “al diagnóstico y a las palabras del presidente Milei”.

“Nos dejan una bomba de tiempo y un país devastado, pero saldremos adelante. La mayoría de los argentinos entiende perfectamente que así no se puede seguir y que hay que apostar por el cambio. Sangre, sudor y cambio”, arengó.

About Author