21 febrero, 2024

EL GOBIERNO CONFIRMÓ RETENCIONES A TODO Y ESTALLARON LOS PRODUCTORES: “NO ESPERÁBAMOS ESTO DE MILEI”

El Gobierno le confirmó a las entidades el aumento del 15% de las alícuotas, que anticipo en exclusiva LPO. En las bases hay bronca por la “inacción” de la Mesa de Enlace y no descartan cortar rutas.

Funcionarios de la cartera de Economía que conduce Luis Caputo les comunicaron a los representantes de la Mesa de Enlace la decisión de incrementar a un 15% las retenciones a las exportaciones de todos los productos del complejo agropecuario.

Lo hicieron durante la reunión que encabezaron en la Secretaría de Agricultura (ahora se llama Bioeconomía) de Paseo Colón, en la que fue evidente que el secretario del área, Fernando Vilella, estaba pintado. De hecho, Vilella se enteró de la decisión por los medios y varios de sus funcionarios amenazaron con renunciar este miércoles por la noche.

La confirmación del impuestazo terminó de colmar la paciencia de los productores ante la “inacción” de la Mesa de Enlace que, a la salida del encuentro, en ningún momento abrió la posibilidad de protestas. “Ni pensar en eso”, dijo a LPO uno de los participantes de la reunión.

Ante el inmovilismo de la Mesa de Enlace, productores de Santa Fe y Córdoba ya analizan convocar asambleas y cortar las rutas, como reveló este medio. Esa visión se extiende a la zona núcleo de la provincia de Buenos Aires, donde esta noche ardían los chats de Whatsapp de grupos de productores, indignados con la Mesa de Enlace.

“A ver si un día entendemos que vamos a tener que salir con todo”, dijo a LPO un productor del norte bonaerense.

En la Rural de San Pedro, una de las más beligerantes contra los gobiernos peronistas, aseguraron: “No esperábamos esto de Milei”. Aunque ratificaron su malestar con la Mesa de Enlace: “Varios estuvieron bajo la cama durante tantos años y estos cuatro años aún más”.

Hay una llamativa tolerancia de la dirigencia (de la Mesa de Enlace) a esta transferencia al sector financiero de fondos del campo, que viene castigado por la sequía histórica y el aumento de costos.

Los productores autoconvocados también reaccionaros con bronca y ya hablan de “mesa de desenlace” y aseguran que enfrentarán esas medidas “con la misma fuerza” que lo hicieron contra el peronismo.

En ese sentido, algunos recuerdan el tractorazo que hicieron a finales de diciembre de 2019, a poco de andar el gobierno de Alberto Fernández.

“Hay una llamativa tolerancia de la dirigencia a esta transferencia al sector financiero de fondos del campo que viene castigado por la sequía histórica y el aumento de costos”, dijo Eduardo Buzzi, titular de Federación Agraria durante la 125, que agregó “como guinda, generalizan las retenciones”.

Gabriel de Raedemaker, exvicepresidente de CRA, admitió a LPO que existe “una enorme cuota de preocupación por esta medida de subir este impuesto tan injusto e inútil”.

“Se tiene que establecer el cronograma de disminución de las retenciones hasta la eliminación como se prometió en reiteradas oportunidades”, agregó Raedemaker. En efecto, al anunciar la suba de retenciones, Caputo prometió que más adelante comenzarían a bajar hasta desaparecer. Sin embargo, el tema no se abordó en la reunión de este jueves.

Fuentes de la Mesa de Enlace señalaron a LPO que reclamaron certezas en cuanto a tiempos de extensión de esa medida pero no consiguieron precisiones más allá de la promesa general de empezar a bajar las retenciones “cuando el Banco Central cuente con las divisas necesarias”.

Los dirigentes rurales que fueron a la reunión en  Agricultura pudieron notar la incomodidad de Vilella. Que el secretario del área se haya enterado por los medios de una medida neurálgica para su área alimenta la idea que su margen de acción para definir políticas para el sector es mínimo.

 En el campo aseguran que si se ratifica el 15% de retenciones a economías regionales como la lechería, el resultado será catastrófico.

A la salida del encuentro, el presidente de la Sociedad Rural, Nicolás Pino dijo que la medida “no cayó bien” pero que igual no se sienten “defraudados” por el Gobierno, y anunció que se crearán “mesas técnicas” para analizar esas subas que se tratarán en un proyecto que Economía enviará al Congreso.

Los funcionarios de Caputo argumentaron que, con la devaluación del dólar oficial, está más que compensado el resultado económico del sector, a pesar de la suba “temporal” al 15% en los derechos de exportación.

A ese planteo, las objeciones más fuertes fueron de Coninagro y Federación Agraria, que plantearon que ese diferencial por la devaluación no lo reciben economías regionales como la lechería y la producción vitivinícola, que venden mayoritariamente al mercado interno, aunque sus costos de producción tienen fuertes componentes en dólares que se ven afectados por la suba del impuesto país.

En medio de esa discusión, la suba del combustible es otro factor de discordia en el campo, considerando el impacto en los costos de la logística. “Yo no pude vender todavía al precio nuevo y tengo que pagar las subas del gasoil”, dijo un dirigente de Coninagro.

En el campo aseguran que si se ratifica el 15% de retenciones a esas economías regionales, “el resultado será catastrófico”.

 

 

 

About Author