27 febrero, 2024

LOS GOBERNADORES DE JXC CONDICIONARON SU APOYO A LA LEY ÓMNIBUS EN UNA REUNIÓN CON CAPUTO Y FRANCOS

Se abrió formalmente la negociación con el Ejecutivo. Los ministros de Economía e Interior escucharon los reclamos de los jefes provinciales aliados, que apoyarán aquellas reformas que no afecten sus “intereses estratégicos y económicos”. En Gobierno aún no se comprometieron a aplicar cambios pero evaluarán los pedidos

Los ministros del Interior, Guillermo Francos, y de Economía, Luis “Toto” Caputo, preocupados por acelerar el tratamiento de la ley Ómnibus de Javier Milei, escucharon este mediodía los reclamos de gobernadores de Juntos por el Cambio, que condicionaron su apoyo y pidieron que se hagan cambios en los puntos que afectan a los distritos. Los funcionarios no dieron respuestas concluyentes a los reclamos, pero se comprometieron a evaluarlos.

Guillermo Francos y Luis Caputo.

El encuentro se realizó en un clima de fuerte hermetismo, de manera mixta, presencial y virtual. En el Salón de los Escudos de la Casa Rosada se sentaron este mediodía los funcionarios nacionales junto a los gobernadores de Entre Ríos, Rogelio Frigerio; y de Santa Fe, Maximiliano Pullaro. Y por videoconferencia, desde sus respectivas capitales, se conectaron el resto de los líderes de Pro y la UCR locales: Carlos Sadir (Jujuy); Claudio Poggi (San Luis); Marcelo Orrego (San Juan); Alfredo Cornejo (Mendoza); Ignacio Torres (Chubut); Leandro Zdero (Chaco); y Jorge Macri (CABA). En la Presidencia habían informado que estaba Gustavo Valdés, de Corrientes, pero luego en la provincia informaron que no asistió por motivos de agenda.

Por turnos, hablaron de números, de economía y de política. Los gobernadores plantearon que “defenderán los intereses” de sus provincias en las iniciativas que afecten la política fiscal, la producción y el desarrollo económico. Y avisaron que no acompañarán la reforma en la ley de pesca, ni el aumento de retenciones a las economías regionales y al campo, ni las modificaciones a la ley de biocombustibles. También plantearon su desacuerdo con el capítulo de la reforma política donde podría verse afectada su representación en el Congreso.

El de las retenciones era un tema central. En las provincias las consideran, al menos, excesivas. Y hubo pedidos para que no se generalicen los aumentos al 15%. En este punto, los gobernadores pusieron como ejemplos productos específicos que son afectados con el impuesto, sobre todo después de la devaluación.

También se discutió la marcha atrás con el Impuesto a las Ganancias. Los mandatarios insistieron en que Milei cumpla su compromiso para revertir la suba del mínimo no imponible aprobada el año pasado, que recortó sus ingresos coparticipables. Pero en Gobierno insistieron en que sólo lo enviarán en las sesiones ordinarias, a partir de marzo. Desde las provincias aseguraron que instruirán a sus legisladores para que apoyen “la mayoría de las reformas”, pero con condiciones.

Los representantes del Gobierno hicieron varios comentarios, pero no se comprometieron con firmeza a ninguna modificación, por el momento. Sí dieron por resueltos los reclamos de las provincias pesqueras, cuyos gobernadores habían estado con Francos la semana pasada, al igual que los reclamos sobre hidrocarburos por los que habían protestado los mandatarios de Neuquén, Rolando Figueroa, y Santa Cruz, Claudio Vidal; y el tema del biodiésel.

El cónclave de hoy se organizó ayer, después de la charla que mantuvieron Frigerio y Francos ayer en Casa de Gobierno para discutir la “Ley Bases” del Ejecutivo que preocupa, sea por la redacción de los artículos o por el mismo espíritu de las medidas, a distintos sectores de las economías regionales. Milei los había recibido dos semanas después de asumir, pero no se discutieron temas concretos. A partir de hoy, se pusieron sobre la mesa los asuntos más espinosos, y ahora en Economía deberán decidir cómo avanzar.

Caputo, como ratificaron sus secretarios ante el Congreso, no está dispuesto a negociar las medidas que tiendan al déficit fiscal cero, la prioridad medular del Gobierno. Y las retenciones, como la modificación de la movilidad jubilatoria, son ejes en el camino hacia sanear las cuentas. En los próximos días deberá encontrar un punto medio y si quiere que las medidas se aprueben institucionalmente. De lo contrario, en Balcarce 50 ya advirtieron que apelarían a “otras herramientas”, como un plebiscito o un segundo DNU, que se sumaría al que desregula la economía.

 

 

 

About Author