24 julio, 2024

PREOCUPACIÓN EN LA UNVIME POR LA DEUDA DE MÁS DE 130 MILLONES CON LA AFIP

A la gravísima situación de desfinanciamiento que padecen las universidades nacionales, por las transferencias sin actualización que dispuso el gobierno nacional, la Universidad Nacional de Villa Mercedes le suma la “herencia” recibida de la gestión del ex rector David Rivarola, con una millonaria deuda que complica su funcionamiento.

Este lunes el Rector Marcelo Sosa y la Secretaria de Hacienda y Administración, CPN Andrea Cabrera Rodríguez, fueron recibidos por el Delegado local de la AFIP, CPN Jorge Olivera.

El motivo fue plantear la preocupación de la universidad por la millonaria deuda heredada de la anterior gestión, en concepto de contribuciones patronales.

La contadora Andrea Rodríguez puntualizó que la deuda contraída entre los meses de marzo y agosto de 2023, durante la gestión del ex Rector David Rivarola, asciende a casi 133 millones de pesos, en concepto de capital e intereses.

Toda la millonaria deuda contraída se desglosa en $ 15.408.091 en el mes de abril, $ 1.736.860 en junio, $ 49.701.199  en julio, $ 29.344.800 en agosto y $ 36.528.214 en septiembre. Lo alarmante es que los últimos montos de la abultada deuda corresponden a agosto y setiembre 2023, cuando incluso la UNViMe ya tenía nuevo rector, elegido el 16 de agosto, pero que asumió recién el 30 de octubre.

El Dr. Sosa le manifestó al funcionario nacional la preocupación que lo “perturba” y el deseo de conocer si existen “planes de facilidades de pago o alguna moratoria que permita a la universidad regularizar su situación ante el organismo recaudador”.

“Esta situación se encuentra bajo investigación del área de Auditoría de nuestra universidad, porque podríamos estar en presencia de delitos tipificados en la Ley Penal Tributaria, como ´retención indebida de fondos de aportes de la seguridad social, incumplimiento de los deberes de funcionario público y administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”, explicó el rector de la UNViMe.

Agregó que “en esa misma época que el ex rector (Rivarola) dejó de pagar estas obligaciones, había recibido las transferencias de nación. O sea que de confirmarse todo esto, habría además un desvío de partidas“.

El Dr. Marcelo Sosa sostuvo por último que “la situación socioeconómica de la universidad es muy delicada, frente a la disminución de las transferencias del gobierno nacional, dado que no se actualizaron las partidas para el presente año. Estamos recibiendo los mismos montos que durante 2023 (calculados a fines de 2022), a pesar que la inflación acumulada el año pasado fue del 211,4%”, a lo que se agrega esta millonaria deuda con la AFIP.

Esta crisis que soporta el sistema universitario por la falta de financiamiento mereció un pronunciamiento del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), el pasado 21 de febrero, que será puesto a consideración este martes, en la sesión que se ha convocado del Consejo Superior de la UNViMe.

(Prensa Institucional)

 

 

 

 

 

 

About Author